Foto: Internet

Notimex

CIUDAD DE MÉXICO. El procedimiento Internal Dermal Brasserie permite un aspecto más natural y con menos dolor tras la reconstrucción mamaria, aseguró la cirujana plástica reconstructiva Aldona Spiegel.

Esto es así porque los implantes de colágeno que se emplean brindan un soporte que posibilita que sean colocados detrás de la piel y no del músculo del pecho como se hacia anteriormente, explicó.

La directora del Centro de Restauración de Senos del Hospital Houston Methodist destacó que el colágeno utilizado en el procedimiento es completamente natural por lo que no hay riesgo de que el cuerpo lo rechace y que en la actualidad los implantes mamarios tienen mayor longevidad y así baja la probabilidad de que tengan que ser reemplazados.

Después de ser diagnosticadas con cáncer de mama muchas mujeres enfrentan no sólo la posibilidad de perder un seno, sino también los efectos adversos del tratamiento como depresión y dolor, por lo que la técnica Internal Dermal Brasserie es una opción segura para las mujeres que se han sometido a una mastectomía y desean reconstruir sus senos, dijo la especialista.

Afirmó que las pacientes que se someten a este procedimiento tienen una muy buena experiencia porque al hacer la incisión debajo del seno el resultado se ve muy natural, experimentan menos dolor y en muchos casos es posible incluso preservar el pezón.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.