Jaime Guerrero 

OAXACA, Oax. Juan Antonio V., hijo del exdiputado del Partido Revolucionario Institucional del mismo nombre, estaría implicado en el ataque con ácido a la saxofonista, María Elena Ríos Ortiz, y por ello tramitó un amparo en el Juzgado Quinto de Distrito, ya que la Agencia Estatal de Investigaciones confirmó que existe una orden de prehensión en contra del exlegislador y su hijo.

De acuerdo con el informe emitido por el Consejo de la Judicatura en el juicio de amparo 1167/2019, el director jurídico de la Fiscalía General del Estado pidió revocar la suspensión provisional al no haber depositado la fianza de 3 mil 500 pesos, no obstante, aún no trascurrían los cinco días hábiles, por lo cual estaba vigente.

De su lado, en el Juzgado de Distrito, el coordinador de la Agencia Estatal de Investigaciones, José Alfredo Álvarez Gómez y el juez de control de Huajuapan de León ya rindieron sus informes y confirmaron que también existe una orden de aprehensión en contra del hijo del exlegislador.

El operativo de búsqueda en contra del exdiputado del PRI por parte de los elementos de la AEI inició el pasado 2 de enero, ocho días después de librarse la orden de captura; el mandato judicial se libró el pasado 26 de diciembre y para el 4 de enero fue ubicado en un municipio conurbado de la capital del estado, sin embargo, no fue detenido.

El pasado 31 de diciembre, cuando el hijo del exdiputado del PRI acudió ante el Juzgado Quinto de Distrito para solicitar la protección de la justicia federal como lo hizo su padre el pasado 27 de diciembre de 2019.

Desde el 13 de diciembre del año pasado, cuando trasladaron a la saxofonista a la Ciudad de México para recibir atención médica por las quemaduras provocadas por el ácido, el exdiputado acudió a tramitar el amparo 1187/2019 en el Juzgado Octavo de Distrito, aunque fue desechado porque en ese momento no existía ningún mandato judicial.

La agresión a la joven de 26 años ocurrió el 9 de septiembre de 2019, cuando la víctima recibió en su domicilio a la persona con la que había agendado una cita para tramitar una visa, ahí el sujeto le roció ácido sulfúrico.

Tras un letargo de meses en la investigación, se logró identificar a los albañiles Rubicel y su padre Ponciano, vinculados a proceso como presuntos responsables de tentativa de feminicidio en agravio de María Elena Ríos Ortiz.  

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.