Notimex

CIUDAD DE MÉXICO. Se busca acelerar los procesos científicos para que pueda ser una realidad la medicina genómica exclusivamente para mexicanos, en ello ha puesto un especial interés la Fundación Carlos Slim.

“¿Qué quisiéramos? Que ese objetivo fuera posible en la próxima década, pero ahí necesitaríamos una bola de cristal”, afirmó en entrevista Miguel Betancourt Cravioto, director de Soluciones Globales de dicha fundación.

El científico enfatizó que se espera que haya más avances hacia esa meta mediante el trabajo conjunto de científicos mexicanos apoyados por la Fundación Carlos Slim, con otros investigadores del Instituto Broad del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT, por sus siglas en inglés) y Harvard, una de los dos más grandes instituciones, consideradas la catedral de la genómica en el planeta.

“Lo que si podemos estar seguros es que nuestro trabajo busca acelerar este proceso y que México tenga acceso a estas herramientas en cuanto estén disponibles”, afirmó.

“Lograr tener una tecnología, un medicamento, una prueba diagnóstica ya depende de los propios tiempos de la ciencia. Muchas veces es un proceso de ensayo-error”, explicó el especialista.

“Cuando se piensa que una molécula puede ser útil y empiezan los ensayos preclínicos e incluso los ensayos en humanos se da uno cuenta que no funcionaba como se esperaba y hay que regresar al diseño, a la mesa y seguir adelante, esa es la complejidad de la ciencia y la tecnología”.

Betancourt Cravioto resaltó que si llegara a ser una realidad la edición genética, que es una técnica de secuencias de ADN que se modifican o “editan” directamente en el genoma de las células vivas, los institutos de salud de México serían los idóneos para instalar esta capacidad.

También en los grandes centros médicos como el Centro Médico Nacional Siglo XXI, el Centro Médico de Occidente, el Hospital General la Raza del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), el Hospital 20 de Noviembre del ISSSTE y nosocomios de alta especialidad, agregó.

“Creo que tenemos mucho camino por recorrer pero las bases están sentadas para que tratamientos con medicina genómica, en un primer momento para cánceres hereditarios, cánceres de la mujer y diabetes, se apliquen en ese tipo de instituciones que estarían estrechamente vinculadas a la UNAM, Cinvestav del IPN y la Universidad Autónoma de Yucatán, entre otras”, abundó.

Se trata de una suma de esfuerzos entre la academia para temas científicos y de investigación y de asistencia a través de los hospitales, puntualizó.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.