Notimex

SANTIAGO. El ministro de justicia chileno, Hernán Larraín, declaró hoy que presentará un proyecto de ley que regule el derecho de reunión, lo que influirá en lo respectivo a la libertad de expresión y asociación, así como al de manifestación.

En una entrevista para el periódico nacional El Mercurio aseguró que se trata de un proyecto que ha trabajado desde tiempo atrás y espera que no se confunda como un intento de regulación por los hechos recientes, aunque aclaró que en caso de que esto se hubiese legislado en el pasado se hubiera evitado lo que sucede en las calles.

Reafirmó que se requiere de un consenso social sobre lo que se comprende como el derecho de reunión en una manifestación al derecho que tienen las personas que transitan por las calles sin la intención de realizar demandas, ya sea a pie, en transporte público o en un vehículo particular.

Aunque no aclaró si en el nuevo texto se estipulará, como hasta ahora, que se requieren permisos para realizar protestas, preguntó a los lectores “¿Cómo se se hace para regular un derecho sin impedir el ejercicio de otros?”.

Larraín aclaró que esta ley la conformarán con el trabajo del Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH), con su director Sergio Micco, así como la subsecretaría que se encarga de la protección de los derechos.

El propio Micco fue cuestionado esta mañana, después de que en una entrevista a la radio Bio Bio, afirmara que al interior del INDH existen sesgos políticos.

El consejo de la institución aclaró que analizará sus comentarios, aunque su consejero, Yerko Ljubetic, afirmó que estas declaraciones pretenden debilitar las acciones del instituto.

Los primeros políticos que se declararon a favor de la nueva legislación anunciada por Larraín son los de los partidos oficialistas, que han apoyado las acciones que el gobierno y las fuerzas del orden ejercen contra los manifestantes.

Mientras que la oposición, como es el caso de la diputada del partido de los Comunes, Claudia Mix, declaró para la radio chilena que se trata de una forma de controlar las reacciones generadas entre la sociedad.

Las manifestaciones que iniciaron el 18 de octubre y que han sido reprimidas por las fuerzas armadas y el grupo policial de los carabineros, han resultado en más de 300 personas que perdieron la vista o un globo ocular y al menos tres mil 583 personas heridas, dos mil 50 de ellas heridas por disparos de balas o balines.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.