Sofía Castro, titular de la Sedafpa/Foto: Jorge Luis Plata
Jaime Guerrero

OAXACA, Oax. Mientras Oaxaca habría incurrido en subejercicio de recursos del ejercicio fiscal 2019 por el orden de los 400 millones de pesos en la Sedafpa, además de que dos funcionarios, uno federal y otro estatal, fueron acusados de desviar 200 millones de pesos destinados a campañas zoosanitarias para el control de la brucelosis y tuberculosis bovina, influenza aviar, además de apoyos a ganaderos, la responsable de las políticas del sector del campo en la entidad, Sofía Castro Ríos, no será llamada a comparecer ante la 64 Legislatura.

Lo anterior, por un pacto con la Comisión Agropecuaria, Forestal, Minería y Pesca del Congreso del Estado, como parte de la glosa del tercer informe de gobierno del gobernador, Alejandro Murat Hinojosa.

Será este jueves 23 de enero cuando arranquen las comparecencias de los funcionarios del Gabinete legal y ampliado, no obstante, Castro Ríos, fue excluida de la pasarela gubernamental en la sede del Poder Legislativo.

La justificación de los diputados de Morena, es que la titular de la Sedapa, no es funcional en el gabinete de Murat Hinojosa y a través de un exhorto le pidieron al mandatario estatal cesarla.

En medio de la polémica, hay una denuncia ante la Secretaría por presuntamente desaparecer más de 50 vehículos oficiales utilizados para el fomento y protección pecuaria y del estado de Oaxaca desde el 2012 a la fecha.

El pasado 3 de diciembre, el médico veterinario zootécnico Óscar Daniel Olvera García, presidente de Ganaderos Unidos de la Verde Antequera presentó una denuncia ante la Secretaría de Función Pública (SFP) por los presuntos ilícitos cometidos por el funcionario federal.

La agrupación también envió oficios a Víctor Manuel Villalobos, titular de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader), y a Francisco Javier Trujillo, director de Senasica, para alertar de los desvíos de recursos federales.

En la denuncia que también fue publicada en un diario de circulación nacional se asegura que existió compra de facturas, con lo que se pudo lavar el dinero que desaparecieron de los recursos federales asignados para el apoyo ganadero en el estado de Oaxaca.

De acuerdo con la denuncia, los desvíos fueron de 2012 a la fecha, y se trata de recursos destinados a las campañas zoosanitarias para el control de brucelosis bovina, tuberculosis bovina, entre otras.

Además de depósitos de más de 4 millones de pesos a nombre del Comité Estatal para el Fomento y Protección Pecuaria del Estado de Oaxaca. Presuntamente se adquirieron 54 vehículos, equipo de laboratorios y equipo de oficina, los cuales, se asegura en la denuncia, que fue entregada a la titular de la Secretaría de la Función Pública, Irma Eréndira Sandoval, éstos han desaparecido del edificio de las aéreas centrales del Comité Estatal para el Fomento y Protección Pecuaria de Oaxaca, también el pasado 21 de marzo del 2019 en el municipio de Guelatao.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.