Citlalli López 

OAXACA, Oax. El presunto autor intelectual del ataque con ácido en contra de la saxofonista María Elena Ríos Ortiz, se encuentra prófugo de la justicia, luego de que un juez emitiera una orden aprehensión en su contra por intento de feminicidio.

Trascendió que el exdiputado local habría sido ubicado en el municipio de San Jacinto Amilpas, pero que, durante el operativo, los elementos recibieron la orden de retirada para no ejecutar su detención.

Fue en octubre del año pasado, tras una intensa campaña de desprestigio contra la saxofonista María Elena Ríos, a manera de deslindarse de los hechos, que el presunto tercer implicado en el ataque dejó de hacer declaraciones en sus cuentas en Facebook y de difundir declaraciones en medios de comunicación.

En algunas de éstas, además de desacreditar a la saxofonista, indicó que los medios, que para entonces ya habían apuntado hacia él como presunto autor intelectual con base en la declaración de la víctima, buscaban dañar su imagen con fines políticos de cara a las próximas elecciones municipales en Huajuapan.

“Que no sientan pasos en la azotea, no quiero ser presidente de Huajuapan”, se lee todavía en algunas de sus publicaciones en su página de Facebook.

Conforme el caso alcanzó reflectores nacionales, el también empresario radiofónico cerró una de sus cuentas de Facebook y eliminó la entrevista que ofreció en La Grandiosa de Huajuapan, en la que defendía su inocencia.

Cabe recordar que durante la conferencia de prensa en la que el fiscal Rubén Vasconcelos Méndez anunció la detención de un segundo implicado en el ataque con ácido contra la saxofonista y la vinculación a proceso del primer detenido, sin mencionar por su nombre al empresario gasolinera Juan Vera Carrizal, el fiscal indicó que existía una línea de investigación contra todas las personas que habían sido señaladas en los hechos.

En una carta pública, la familia de María Elena había hecho un llamado a las instancias involucradas en la procuración y administración de justicia para “actuar con rectitud, sin dar paso a actos que se puedan malinterpretar y que solo puedan manchar la procuración y administración de justicia”.

Asimismo, en el documento, Silvia Ríos, hermana de María Elena, pidió que la brutalidad, la saña e impunidad no sean el mensaje oficial otorgado a Vera Carrizal, en un principio con un amparo para librar el castigo que merece -dijo- ante tan cruel manera de violentar la vida de una mujer.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.