Patricia Briseño

OAXACA, Oax., Integrantes del Sindicato Independiente de Trabajadores y Profesionales en Salud (SITyPS) demandan el pago de quincenas atrasadas, respeto a los años de antigüedad y contratación al Instituto Nacional para el Bienestar (Insabi), luego de más de una  década de prestar sus servicios en el extinto Seguro Popular.

Un grupo de la gremial, a manera de presión, mantiene bloqueados los accesos a  tres oficinas de la Secretaría de Salud de Oaxaca (SSO), incluido el despacho del titular,  Donato Casas Escamilla, ubicado en Avenida Independencia, en el centro histórico de la ciudad de Oaxaca.

Según los afectados, la SSO se deslinda de una posible contratación, dejándolos en la indefensión con el argumento de que “no hay presupuesto para pagar salarios; aseguran «quedan en la incertidumbre laboral más de 500 personas, entre, médicos, enfermeras y promotores de la salud, de los cuales, 320 están en las filas de SITyPS».

Los manifestantes advierten mantendrán su protesta en tanto los trabajadores adscritos  al Régimen Estatal de Protección Social en Salud (REPSS) gocen de seguridad laboral y se les cumpla la promesa, conforme los acuerdos asumidos entre los gobiernos estatal y federal .

Asimismo, otro grupo de la gremial se apostaron a las puertas de las oficinas centrales del Insabi, en la zona poniente de la Ciudad de México, para exigir una mesa de negociación con carácter resolutivo para los profesionales de la salud.

Saúl Ulises Cortés, secretario general de los sindicalista confirmó que decidieron  estallar el movimiento a favor de los 51 mil trabajadores de todo el país que participaron en el extinto Seguro Popular. De tal manera, que, amagó,  «habrán de conformar un frente de organizaciones sociales  en defensa de su fuente de empleo”.

El decreto por el que se reforman, adicionan y derogan diversas disposiciones de la Ley General de Salud y de la Ley de los Institutos Nacionales de Salud perdió  sus facultades el Régimen Estatal de Protección Social en Salud, donde estuvieron adscritos 566  trabajadores.

“En Oaxaca, se nos reconoció la antigüedad, se nos otorgaron prestaciones, y ahora no quiere respetarlo el gobierno del estado, ni el gobierno federal”

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.