Crece acoso sexual en Oaxaca

Foto: ilustración
Citlalli López

OAXACA, Oax. El fracaso en las medidas de prevención del delito ha permitido el crecimiento del acoso sexual contra las mujeres en espacios públicos, ahora combinado con un elemento de mayor riesgo pues los agresores operan a mano armada y hasta en grupo.

Sumado a las denuncias en redes sociales de dos estudiantes, una del CBTIS 26 y otra de la Preparatoria 1 de la Universidad Autónoma Benito Juárez de Oaxaca (UABJO), ayer un nuevo caso se hizo viral por abuso sexual a bordo de una unidad foránea.

El caso se hizo público a través de Facebook donde se advirtió sobre dos hombres que operan sobre la ruta que recorre la empresa Zaachila Yoo de Santa Cruz Xoxocotlán hacia Cuilapam de Guerrero, quienes a mano armada atacan a las mujeres.

Al parecer, el modus operandi es abordar unidades de transporte que vayan a su máxima capacidad y aprovechar las condiciones irregulares en las que prestan el servicio, por ejemplo, por deficiente o nula iluminación al interior. 

En su denuncia pública la joven agredida, quien trató de encarar a sus agresores, indicó que al voltear fue amenazada con un arma punzocortante colocada en su abdomen, mientras que al oído le indicaron que no volteara y que se quedara quieta.

Aun cuando les ofreció su celular y dinero, los dos delincuentes lo rechazaron en ese momento pues su intención, le dijeron, era “pasar un buen rato”. 

El abuso sexual establecido en el Código Penal del Estado de Oaxaca en el artículo 241 especifica que “comete el delito de abuso sexual, quien sin consentimiento de una persona ejecute en ella o la haga ejecutar un acto sexual, que no sea la cópula”.

Este hecho amerita una pena de dos a cinco años de prisión y multa de cincuenta a doscientos días de salario mínimo y se aumenta en una mitad en su mínimo y en su máximo cuando sea cometido por dos o más personas o se hiciera uso de violencia física o moral.

De acuerdo con los resultados del vigésimo sexto levantamiento de la Encuesta Nacional de Seguridad Pública Urbana (ENSU), realizada por el Inegi en la primera quincena de diciembre de 2019, durante ese mes 72.9 por ciento de la población de 18 años y más consideró que vivir en su ciudad es inseguro. En el caso de Oaxaca fue del 69.5 por ciento. En general, después del cajero, el transporte público es el lugar de mayor percepción de inseguridad ciudadana.



No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.