Internas en el penal de Tanivet/Foto: JLP
Jaime Guerrero

OAXACA, Oax. La 64 Legislatura exhortó a la Secretaría de Seguridad Pública del Gobierno del estado a proporcionar las condiciones necesarias para las niñas y niños que viven con sus madres en centros de readaptación social.

El objetivo es proteger su desarrollo e integridad emocional, conforme a las normas nacionales e internacionales de la materia.

La propuesta avalada en la sesión ordinaria, destaca que es preciso unificar acciones y políticas de gobierno para la satisfacción y protección de los derechos de niñas, niños y adolescentes, homologando el marco jurídico estatal con las normas nacionales e internacionales.

Por ello, los legisladores urgieron al Ejecutivo estatal a adoptar las medidas necesarias para realizar las gestiones, tanto administrativas como presupuestales, para establecer instalaciones y programas de atención para las niñas y niños que permanecen con sus madres en los centros de readaptación social.

Particularmente, llamaron a la Secretaría de Seguridad Pública a implementar un protocolo de actuación para el ingreso, permanencia, egreso temporal o definitivo correspondiente a las hijas e hijos que viven con sus madres privadas de la libertad.

De paso, exhortaron a la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca y a la Procuraduría Estatal de Protección de los Derechos de las Niñas, Niños y Adolescentes, para que, en colaboración con otras dependencias, realicen visitas de supervisión a los centros de reclusión, a efecto de salvaguardar los derechos de los infantes en esta situación.

Así también, que se mantenga el contacto necesario con sus hijas e hijos que viven en el exterior respetando los derechos fundamentales de la niñez contemplados en la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

Un informe sobre el Estado Mundial de la Infancia, elaborado por el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), menciona que las “niñas y niños invisibles” son aquellos quienes no se han beneficiado de los avances logrados, hasta ahora, aquellos que han quedado excluidos, sin un acceso adecuado a la salud, educación, bienestar, y fundamentalmente a los programas de protección, al encontrarse con sus madres en los centros de internamiento de nuestro país.

A partir de la suscripción de la Convención sobre los Derechos del Niño, aprobada por la Asamblea General de la Naciones Unidas en 1989, suscrita por nuestro país, todos los niños son considerados como sujetos de derecho y es obligación ineludible de los gobiernos colocar a la infancia como pieza fundamental de las políticas públicas, señala el punto de acuerdo aprobado.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.