Citlalli López

OAXACA, Oax. La marcha por el Día Internacional de la Mujer a conmemorarse el próximo 8 de marzo, será en Oaxaca una ofrenda a la memoria para las víctimas de feminicidio, así como un espacio de denuncia de acoso sexual.

En la convocatoria lanzada en redes sociales, los colectivos feministas de la entidad llaman a las mujeres a concentrarse en la entrada principal del Panteón General de Oaxaca, con veladoras, cruces rosas y fotos de las mujeres asesinadas en la entidad, así como fotografías de violentadores, o mensajes de denuncia, los cuales serán colgados a manera que se pueda visibilizar la violencia sexual que enfrentan las mujeres en los espacios públicos, trabajo y en su entorno familiar.

De acuerdo con la logística planteada, el contingente estará encabezado por madres de víctimas de feminicidio, seguido de mujeres acompañadas por niñas y niños, así como mujeres con discapacidad. El siguiente bloque será ocupado por mujeres estudiantes y mujeres que se sumen de manera independiente. 

Otro bloque corresponderá a las mujeres de la batukada, performance e intervenciones y finalmente las organizaciones no gubernamentales. A los laterales irán mujeres encargadas de la seguridad y con botiquín para primeros auxilios.

Las organizadoras de la marcha informaron que el único posicionamiento que darán será el día de la marcha.

Dentro de la convocatoria también se pide llegar con cacerolas o instrumentos ruidosos. Como en otras ocasiones, subrayaron que la marcha es exclusivamente para mujeres, incluyendo la cobertura periodísticas, la presencia de periodistas hombres será tomado como provocación.

Cabe recordar que apenas el pasado 15 de febrero, colectivos feministas se movilizaron en la capital del estado para exigir justicia por el asesinato de Ingrid Escamilla, cometido en la Ciudad de México. Entre sus demandas se encontraban garantizar el derecho de las mujeres a una vida libre de violencia, justicia para María Elena Ríos, quien fue atacada con ácido, en Huajuapan el año pasado, así como denuncias de corrupción contra jueces que han tenido en sus manos procesos de potenciales feminicidas, las que quedaron plasmadas en las paredes de una de las principales avenidas.

Las muestras de enojo en el contexto de violencia, que únicamente en lo que va del 2020 han arrancado la vida de al menos 22 mujeres, también fueron expuestas en las paredes de la Casa de Gobierno, en Oaxaca de Juárez, así como oficinas de la Fiscalía General de Justicia.


No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.