Escritura
Citlalli López

OAXACA, Oax. Víctor Santiago Jiménez falleció el 17 de julio de 2001 según consta en el acta de defunción expedida por el Registro Civil de Oaxaca, cinco años después fue revivido y su nombre aparece como vendedor de un terreno en un acta firmada por Graciela Guzmán Enríquez, notaria 85 de Tehuantepec.

Lo anterior enmarca un evidente hecho de corrupción, fraude y falsificación de documentos que, a pesar de la denuncia en 2013, por parte de Juventino Santiago Ruiz, uno de los hijos de Víctor Santiago Jiménez, hasta este momento no ha sido sancionado y se corre el riesgo de la prescripción del delito.

La acción de compra venta avalada por la notaria antes citada quedó asentado en el libro del Registro Público de la Propiedad y del Comercio contienen en el registro número 34, del tomo 29 de fecha 29 de enero de 2007.

En este Víctor Santiago Jiménez, ya finado para esa fecha, declaró ser dueño y se encuentra en pleno dominio y posesión de manera pacífica de un terreno rústico de cultivo ubicado en el paraje La Estancia, en Zaragoza.

Por otro lado, como comprador aparece Justo Santiago Ruiz, también hijo de Víctor Santiago Jiménez, quien presuntamente pagó mil pesos por el terreno.

Por estos hechos, Juventino Santiago Ruiz interpuso una denuncia ante la Fiscalía del Estado de Oaxaca por falsificación de documentos abiertas con el número 798/JUN2013 y 1274/JUN2011, mismas que fueron archivadas el 23 de febrero de 2017, al considerar que no había datos suficientes para el establecimiento de líneas de investigación, pese a los documentos oficiales presentados.

“Se observa falta de voluntad de parte de la Fiscalía para hacer cumplir con sus funciones como investigadores, así como lo establece la norma que rige los estatutos de los fiscales ministeriales en el estado de Oaxaca, la violación a mis derechos humanos, falta de impartición de justicia pronta y expedita y negación al derecho a la justicia”, señaló Juventino Santiago Ruiz.

Las irregularidades cometidas por la notaría fueron reportadas al director general de Notarías y Archivo general de Notarías, Donovan Rito García con fecha 24 de febrero.

En el documento también demanda que se realice una investigación sobre la notaría 85 y su titular Graciela Guzmán Enríquez, ubicada en Santo Domingo Tehuantepec.



No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.