Patricia Briseño

OAXACA, Oax., Pueblos, comunidades, organizaciones, sindicatos y colectivos de Oaxaca se establecieron en la Asamblea Oaxaqueña en Defensa de la Tierra y el Territorio, para convenir acuerdos y lograr consensos de lucha en defensa de manera pacífica de la madre tierra, de sus culturas y de sus formas de organización propias.

Petra Miguel Vásquez, comunera de San Pablo Cuatro Venados, aseguró “la violencia no será nuestra forma de lucha para la defensa de nuestra tierra y el territorio”, al dar lectura a la declaratoria del encuentro, desarrollado en el zócalo de la ciudad de Oaxaca.

Sostuvo  que los megaproyectos abarcan un gran número de hectáreas concesionados en detrimento de las tierras y territorio de las comunidades, especialmente el Corredor Interoceánico, para abrir al Istmo de Tehuantepec a los grandes capitales nacionales e internacionales.

“Se pretende convertir a esa región en una gigantesca zona que no solamente será de transporte de mercancía global, sino productora de materia prima, con grandes parques de maquiladoras para explotar la mano de obra de nuestros pueblos y nuestros hermanos migrantes”, anotó.

También, dijo acordaron impulsar asambleas regionales para informar e invitar a más comunidades, organizaciones y colectivos para la defensa del territorio.

La constitución de la Asamblea Oaxaqueña en Defensa de la Tierra y el Territorio, formó parte de las Jornadas de lucha Samir Somos Todas y Todos, convocadas por el Congreso Nacional Indígena y el Ejército Zapatista de Liberación Nacional, al conmemorarse un año del asesinato del activista morelense, Samir Flores Soberanes.



No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.