Notimex

CIUDAD DE MÉXICO. La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) rescató a un lobo marino y atendió el varamiento de varios mamíferos marinos en las costas del Océano Pacifico en Baja California.

Derivado de varios reportes, personal de la dependencia activó la Red de Atención para Varamientos de Mamíferos Marinos para rescatar a un lobo marino de California (Zalophus californianus), juvenil en Playa Hermosa, Ensenada.

Al llegar al sitio y con ayuda de la asociación civil Investigación y Conservación de Mamíferos Marinos de Ensenada (ICMME), el personal determinó que el animal se encontraba con vida y en óptimas condiciones de salud.

Sin embargo, el ejemplar presentaba signos de estrés por la presencia de los turistas que se acercaban, por lo que se determinó reubicarlo a otra zona marina para que continuara descansando en su medio.

Minutos antes, la dependencia atendió el reporte de una hembra de ballena gris (Eschrichtius robustus) que varó en costas del Ejido Valle Tranquilo, Municipio El Rosario, pero el ejemplar en etapa adulta se encontraba en avanzado estado de descomposición.

Junto al Comité de Vigilancia Ambiental Participativa (CVAP), personal de la Profepa verificó que el animal no tenía indicios de hematomas o heridas que pudieran sugerir el motivo de su muerte.

Debido a que el cuerpo del animal no presentaba ninguna molestia o riego para la salud pública, se determinó dejar el cadáver de la ballena en el sitio a fin de permitir su proceso natural de degradación, en estricto apego al Protocolo de Atención a Varamiento de Mamíferos Marinos.

En la misma localidad, el personal recibió otro reporte de una cría hembra de orca (Orcinus orca) sin vida, a la que tampoco se le encontraron evidencias que pudieran aportar a la causa de muerte por lo que fue trasladada a un congelador de la Universidad Autónoma de Baja California (UABC), a fin de realizar la necropsia correspondiente.

Finalmente, la dependencia acudió a las playas de Tijuana para atender el reporte de un elefante marino (Mirounga angustirostris), pero al realizar los recorridos de vigilancia el ejemplar no pudo ser ubicado, por lo que se presume que regresó por sí mismo a su medio natural.

La Profepa subrayó que estos eventos fueron atendidos en total apego a lo estipulado en el Protocolo de Atención para Varamientos de Mamíferos Marinos y aseguró que estos son parte de los ciclos naturales en la región.

Además, instó a la población a evitar acercamientos a los mamíferos marinos que se encuentren varados, ya sea vivos o muertos y realizar el reporte correspondiente a la procuraduría para su debida atención.



No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.