Notimex

CIUDAD DE MÉXICO. La derrota y eliminación que sufrió la selección mexicana de futbol ante Holanda en la Copa del Mundo Brasil 2014 fue injusta, ya que el Tri realizó un partido para haber logrado algo más, consideró el portero Guillermo Ochoa.

“Fue una sensación agridulce, de contrastes porque creo que jugamos un gran partido, un juego en el que merecíamos mucho más”, aseveró.

Indicó que ese resultado adverso le generó una gran aflicción porque se quedaron a minutos de alcanzar el tan ansiado “quinto partido”, que se le ha negado al cuadro mexicano en Copas del Mundo fuera del país.

“Me sentí triste porque estábamos a minutos de lograr algo histórico para México y, sin duda, creo que lo merecíamos», declaró el cuatro veces mundialista a la página web de la Confederación Norte, Centroamericana y del Caribe de Futbol (Concacaf).

Recordó que “hubo un par de jugadas desafortunadas que primero condujeron al empate, un cabezazo rechazado fuera del área que terminó con un buen disparo».

“Es raro ver un tiro de esquina jugado así. Luego, el tiro de penal (en una dudosa falta sobre Arjen Robben) que causó mucha controversia”, estableció.

Ochoa reconoció que el empate sin goles ante Brasil fue un parteaguas para el Tri en esa competencia, juego en el que fue considerado la figura.

“Creo que con el juego de Brasil hubo un antes y un después. Todos saben lo que pasó ese día. Jugar contra un equipo como Brasil en un Mundial, contra la nación anfitriona en un estadio lleno de amarillo no es fácil. México siempre tiene muchos aficionados en una Copa del Mundo, pero ese día, casi no se podían ver”, externó.

El actual guardameta del América de México señaló que “fue un partido 0-0 en el que tuve un muy buen desempeño. Las cosas me salieron bien y conseguimos un punto contra uno de los candidatos para ganar la Copa del Mundo y eso nos permitió llegar a la siguiente etapa”.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.