Citlalli López

OAXACA, Oax. Al ser un derecho humano y un insumo fundamental en la prevención contra el virus SARS-COV2 (Covid-19), el titular de la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca (DDHPO), Bernardo Rodríguez Alamilla llamó a las autoridades municipales, estatales y federales a garantizar el suministro de agua de manera continua y suficiente en todo el estado.

“Reconocemos que la lucha contra el COVID-19 tiene pocas posibilidades de éxito si no se garantiza el abasto de agua y con ello cumplir con este llamado que nos hacen las autoridades sanitarias para lavarnos las manos de manera continua”, señaló.

En medio de la pandemia, el suministro de agua a través de la red pública se ha espaciado, en muchas de las colonias capitalinas, punto de la entidad en donde se concentra el mayor número de contagios.

A la par, el costo de las pipas de agua se disparó haciendo difícil el acceso para las familias de menores recursos y quienes en estos momentos también enfrentan la falta de empleo.

Tras recordar que de acuerdo a resultados de la medición de pobreza 2018 del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), en la entidad oaxaqueña dos millones 300 mil personas carecen de servicio de agua potable debido a factores que van desde la escasez, contaminación de los recursos hídricos, conflictos agrarios, políticos, e incluso suspensión de servicios por determinaciones comunitarias.

Impacto negativo en los DH

Rodríguez Alamilla resaltó que en medio de la pandemia por el COVID-19 la falta de acceso al agua puede tener un impacto negativo sobre los derechos a la vida, la salud e integridad personal de la población.

Así también, es fundamental que las autoridades descarten interrumpir el suministro de agua potable a la población por falta de pago, pues es incompatible con la protección de los derechos humanos en un contexto de crisis de salud pública, como el que actualmente se enfrenta, resaltó.

Inclusive -apuntó- algunos organismos internacionales recomiendan que durante la crisis por la pandemia se proporcione agua de manera gratuita a la población que vive en situación de pobreza y a las personas que enfrentan dificultades económicas por las restricciones de movilidad social, para lo cual es necesaria la colaboración de los proveedores de agua públicos y privados.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.