Patricia Briseño

OAXACA, Oax., Los municipios de Oaxaca y Juchitán de Zaragoza, mantendrá las medidas de distancia social, derivadas de la emergencia sanitaria por la pandemia del coronavirus, toda vez que la entidad oaxaqueña permanece en semáforo rojo y aún no existen condiciones para cambiar de escenario.

En sendos comunicados, las municipalidades, localizadas en las regiones de Valles Centrales e Istmo de Tehuantepec, respectivamente, confirmaron  no regresarán a la “nueva normalidad” este lunes, uno de junio. 

Por separado, las autoridades municipales -emanadas del Partido Morena— han adelantado que se continuarán tomando todas las medidas de prevención sanitaria para contener el crecimiento del número de casos de COVID-19, pese a la recomendación hecha por el gobierno de México.

La medida avalada por los respectivos cabildo coinciden que “el primero de junio no se puede regresar a la normalidad”, pues en la ciudad de Oaxaca y Juchitán de Zaragoza, “la curva de casos confirmados de contagios, por la enfermedad de COVID-19, se mantiene en orden ascendente”.

Oswaldo García Jarquín, munícipe de la capital oaxaqueña detalló que  la cifra más elevada de enfermos está en Oaxaca de Juárez, con 350 casos acumulados del nuevo coronavirus y   24 personas fallecidas,  seguido por municipios conurbados. Por tal razón, mantendrá la sanitización de los espacios comunes, como se viene realizando desde marzo pasado, confirmó.

El cabildo de Oaxaca estableció que solamente podrán continuar en funcionamiento aquellos establecimientos cuyo giro esté directamente vinculado al cuidado de la salud humana y animal, así como los involucrados en la disposición adecuada de los residuos peligrosos biológico-infecciosos; además, los establecimientos cuyo giro sea la distribución y venta de gasolina o gas y la generación y distribución de agua potable o agua purificada para consumo humano.

De acuerdo con el gobierno federal, a partir del uno de junio, el país empieza el retorno a la “nueva normalidad”, que consiste en la apertura paulatina de algunas industrias y otras actividades.

A unas horas de que esto ocurra, autoridades de municipios oaxaqueños han ido descartando sumarse a la propuesta federal , incluso, algunas reforzaron las medidas  como ocurrió en  Ixtlán de Juárez, asentado en la región Sierra Norte, incluido en la lista de los  municipios de la esperanza, con dos casos  positivos de COVID-19, la población entrará en una cuarentena de dos semanas. 

Como parte de sus tareas preventivas,  este domingo realizaron un “tequio” (acción comunitaria)  que consistió en  desinfectar la casa y la calle, y después recogerse por los próximos días.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.