Notimex

MARANELLO, Ita. Tras confirmarse la salida de Sebastian Vettel de Ferrari al finalizar la campaña 2020, así como el dominio de Lewis Hamilton y Mercedes en la Fórmula 1, la escudería de Maranello podría consumar una década para el olvido, a pesar de que tuvo a dos de los mejores pilotos del mundo como Vettel y el español Fernando Alonso.

A falta de que se efectúe la temporada 2020, el equipo italiano seguirá con su sequía de títulos, desde 2008 cuando ganaron el campeonato de constructores por última vez.

En tanto que el finlandés Kimi Räikkönen fue el último piloto de Ferrari en llevarse el mundial de pilotos, en 2007; y desde entonces, la escudería del Cavallino Rampante no ha vuelto a alcanzar la cima,

A pesar de contar con dos campeones del mundo, como Fernando Alonso y Sebastian Vettel, Ferrari no ha podido establecer un dominio como el que lograron a principios del milenio, cuando estaba el “Káiser” Michael Schumacher.

La ilusión tifosi con Alonso

Tras haber conquistado los títulos de 2005 y 2006 con Renault, el español Fernando Alonso arribó en 2010 a Maranello, con el objetivo de conseguir su tercera corona y poner a Ferrari de regreso en los primeros planos del automovilismo.

El asturiano arrancó con el pie derecho su estancia con el equipo transalpino y en su primera carrera vestido de rojo, se llevó la bandera a cuadros en el Gran Premio de Bahréin, lo que ilusionó a los tifosi con un posible campeonato.

Sin embargo, Alonso no pudo conseguir un título y culminó con tres subcampeonatos en 2010, 2012 y 2013, por detrás de Sebastian Vettel y Red Bull; además de un sexto lugar en la clasificación en 2014, año que terminó por ser el último con Ferrari.

Ni con un tetracampeón del mundo de su lado

Tras la salida del asturiano, los de Maranello firmaron a Sebastian Vettel, su “némesis” en años anteriores, y quien llegó procedente de Red Bull con cuatro coronas (2010-2013) en sus vitrinas.

Con el arribo del tetracampeón del mundo en 2015, la ilusión renació en los millones de aficionados, ya que con un buen carro y la experiencia del alemán, podrían regresar al firmamento y acabar con los malos resultados.

Desafortunadamente, Ferrari no pudo darle un buen coche al piloto germano y tuvieron que mirar como Lewis Hamilton y Mercedes arrasaban en la Fórmula 1, al grado que el británico superó a Vettel en campeonatos.

Ante el inminente dominio de las flechas plateadas para este 2020, “Seb” tiene esta temporada para tratar de cerrar decorosamente su estadía con el equipo italiano y poner punto final a una relación que duró seis años.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.