Foto: Archivo
Jaime Guerrero

OAXACA, Oax. La Comisión de Grupos Vulnerables de la 64 Legislatura aprobó el dictamen de reforma a la ley de los derechos de niñas, niños y adolescentes de Oaxaca para prohibir la distribución, donación, regalo, venta y suministro a menores de edad de bebidas azucaradas y alimentos envasados de alto contenido calórico.

La diputada promovente del partido Morena, Magali López Domínguez refirió que un estudio del Centro de Investigación de Nutrición y Salud del Instituto Nacional de Salud Pública publicado por la Organización Panamericana de la Salud señala que las bebidas que contienen azucares añadidos como sacarosa, jarabe de maíz y son altos en fructosa se asocian con un mayor riesgo de aumentar el peso y, por lo tanto, desarrollar sobrepeso, obesidad y otras enfermedades cardiovasculares como diabetes e hipertensión.

La ingesta de azucares libres o bebidas azucaradas es un determinante del peso corporal y su consumo ha sustituido la ingesta de leche disminuyendo el consumo de calcio y otros nutrientes, la misma fuente advierte que niños y niñas con consumo habitual de bebidas azucaradas entre comidas tuvieron 2.4 veces más probabilidades de tener sobrepeso al ser comparados con niños no consumidores.

En México seis de cada 10 muertes se atribuyen al consumo de bebidas azucaradas en adultos mayores de 45 años, de su lado la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición 2006 reporta que el 12.7 por ciento de niños menores de cinco años presentan desnutrición crónica y baja talla, el 1.2 millones presentan anemia crónica reportándose un importante número de niños que ingresan al hospital por causas asociadas a deficiencias nutricionales.

En el otro extremo la misma encuesta alerta sobre el riesgo que se encuentran más de cuatro millones de niños, entre los cinco y 11 años pues la prevalencia combinada con sobrepeso y obesidad se presenta en uno de cada cuatro niños, mientras que uno de cada tres adolescentes la padece, rebelando que el sobrepeso y obesidad han ido aumentado en todas las edades, regiones y grupos socioeconómicos.

Por ello en el dictamen también se establece que se prohíbe la distribución, venta, regalo y suministro de bebidas azucaradas y alimentos envasados de alto contenido calórico en instituciones públicas y privadas de educación básica y media superior, así como la vente y distribución de esos productos a través de distribuidores automáticos o máquinas expendedoras en instituciones educativas públicas y privadas de educación básica y media superior.

Las bebidas y alimentos de alto contenido calórico señalados en la reforma también serán aquellos que excedan los límites máximos de azucares, grasas saturadas, grasas trans y socio añadidos conforme a la norma oficial mexicana correspondiente, en el dictamen se establece que la aplicación, vigilancia y cumplimiento de esta disposición estará a cargo de la Secretaría de Salud del gobierno del estado.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.