Patricia Briseño

OAXACA, Oax. Pedro Lezama Hernández,  becario del programa federal “Jóvenes Construyendo el Futuro”, obtuvo el amparo y  protección de la justicia federal para el efecto de continuar recibiendo atención médica en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS),  de lo contrario “causaría daños de imposible reparación, esto es, el daño a la salud y probablemente a la vida”.

De esta manera, dicha suspensión basada bajo el expediente 590/ 2020 del día 30 de mayo del presente año, obliga a las autoridades federales garantizarle el  tratamiento al tuxtepecano  de 24 años en el Hospital de especialidades del Centro Médico Nacional La Raza del IMSS,en la Ciudad de México,  donde recibe atención especializada, derivada del accidente sufrido mientras se desempeñaba dentro de las funciones del programa federal. 

En su momento, ante la incertidumbre de que la prestación médica habría de concluir el próximo tres de junio, Pedro y su familia dirigieron un par de cartas a Luisa María Alcalde y Zoé Robledo, titulares de la Secretaría del Trabajo e IMSS, las cuales apelaron al humanismo y solicitaban la continuación del servicio, sin embargo, no obtuvieron respuesta.

Posteriormente, consiguieron el acompañamiento de la diputada federal oaxaqueña, Alejandra García Morlán, quien facilitó la asesoría legal para obtener la medida cautelar, que prosperó el pasado 30 de mayo.

La legisladora expuso que la medida cautelar está sustentada en términos de los artículos 107, fracción X de la Constitución; 138, de la Ley de Amparo y 63, numeral 2, de la Convención Americana sobre Derechos Humanos, así como al artículo 2 del Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales.

“Existe obligación inmediata del Estado mexicano  de adoptar medidas concretas orientadas a satisfacer las obligaciones de protección al derecho a la salud de las personas”

La presente suspensión a favor del joven profesionista, Pedro A. Lezama, resulta incuestionable, de lo contrario,  “continuarían  las omisiones en las que han incurrido las diversas autoridades responsables, causaría daños de imposible reparación, esto es, el daño a la salud y probablemente a la vida”.

EL ACCIDENTE

El 19 de noviembre de 2019, Pedro Lezama Hernández,  se encontraba trabajando en el programa Federal “Jóvenes Construyendo el Futuro”, para el ayuntamiento de San Juan Bautista Tuxtepec, en la región de la Cuenca. 

A pesar de haber egresado de la carrera de pedagogía, al becario se le ordenó ayudar a cargar y transportar láminas en un camión.

Durante el trayecto, el joven iba sosteniendo las láminas, cuando, el chofer del vehículo estuvo próximo a chocar lo que ocasionó que el becario, quedara prensado entre las láminas metálicas, lesionando parte de sus órganos y perforando sus intestinos.

Después de haber estado internado en un par de hospitales, el 3 de diciembre fue recibido en el Hospital de Especialidades de La Raza del IMSS, donde -dejando su vida en Oaxaca, sus padres, Alejandro y Claudia, han estado día y noche, junto a Pedro, para apoyarlo en su recuperación.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.