Hotel Marlin, ubicado en Huatulco, Oaxaca
Jaime Guerrero

OAXACA, Oax. El titular de la Secretaría de Turismo del gobierno del estado, Juan Carlos Rivera Castellanos reportó que una vez hecha la evaluación de toda la infraestructura turística de Oaxaca en cada uno de los polos de desarrollo así como los pueblos mágicos no se reportaron daños mayores por lo que una vez que las autoridades sanitarias lo autoricen debido al estado de emergencia por la pandemia del Covid-19 se podría reaperturar servicios hasta en un 30 por ciento, el próximo 1 de julio.

De acuerdo al funcionario estatal, solo hay daños materiales, principalmente en la región de la Costa, particularmente en el caso de Huatulco, en donde seis hoteles presentan daños mínimos materiales, en el caso de otros destinos de playa como Puerto Escondido, no presentan daños.

Rivera Castellanos, refirió que ya se hizo el levantamiento de daños en Santa Catarina Juquila, en Tututepec, Santa María Tonameca, en Mazunte, destinos que no presentan daños que lamentar.

Respecto a la infraestructura turística de Huatulco, destacó que hay hoteles que tienen protocolos de seguridad y protección civil estrictos y edificados con estándares de seguridad antisísmica, debido a que son hoteles de marca, no obstante, residentes de obra, realizan evaluaciones para descartar daños.

El objetivo de evaluación, destacó que, es con la finalidad que si el semáforo epidemiológico lo permite regresar se puedan aperturar espacios turísticos en la Costa, a no más del 30 por ciento de ocupación de la capacidad instalada.

Rivera Castellanos, puntualizó que para reaperturar el 30 por ciento de los servicios de infraestructura turística de Oaxaca, con la coordinación del gobernador, Alejandro Murat Hinojosa, se trabajó por capas.

Lo primero que se hizo, fue un protocolo de higiene y seguridad para cada sector de servicios turísticos, hoteleros, restauranteros, guías de turista, agencias de viaje. De cada uno ya se tiene los respectivos protocolos, revisados por la Secretaría de Salud con el objetivo de que puedan ir cumpliendo los requerimientos para recibir a los turistas en lo que se ha llamado la nueva normalidad y en base a la nueva gradualidad.

El titular de la Secretaría de Turismo de Oaxaca, citó como ejemplo para la reapertura que, si un hotel tuviese 100 habitaciones, a partir del 1 de julio solo se podrán ocupar 30 habitaciones, no más, si Oaxaca está en el semáforo naranja.

Si se sigue en semáforo rojo, como aún sigue Oaxaca solo se pueden ocupar hasta el 25 por ciento de las habitaciones, es decir 25 habitaciones, si tienen 100 en total para hospedar, lo mismo será para restaurantes, si tuviera 10 mesas, en semáforo naranja, se pueden ocupar 3 mesas.

Los requerimientos para todos los hoteles, restaurantes y prestadores de servicios, es portar cubrebocas, tomar la sana distancia. Al llegar un hotel o restaurante, los clientes deben de llevar obligatoriamente un cubrebocas, los prestadores de servicios también deben tomar la temperatura.

En el caso de los sitios turísticos ubicados en la región de la costa, al ser zona muy calurosa, si se llega temperatura alta, se tendrá que esperar 10 minutos para volverla a tomar en espera a que reduzca porque al llegar de la calle puede ser alta, en caso de confirmar alta temperatura no se les permitirá el ingreso a los clientes.

Rivera Castellanos, destacó que son protocolos y requerimientos específicos que armó de manera conjunta con prestadores, la Secretaría de Turismo, la Secretaría de Salud Federal y Estatal, con el objetivo de salvaguardar la integridad y la salud física de los prestadores de servicios y clientes.


No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.