El excampeón mundial de peso completo será recordado por una agresión artera sobre el cuadrilátero ocurrida hace 23 años en Las Vegas.

Agencia

LAS VEGAS. Era el 28 de junio de 1997, teniendo el MGM Grand de Las Vegas, Nevada como escenario principal del segundo capítulo de una batalla por la gloria en los pesos completos del boxeo entre el monarca de la AMB Mike Tyson y el retador Evander Holyfield, quienes protagonizaron una acción que sigue siendo recordada hasta el día de hoy.

‘Iron’ Mike realizaba su primera defensa del fajín que le había ganado a Bruce Seldon por nocaut en el primer episodio de su combate; mientras que ‘The Real Deal’ Holyfield buscaba retomar el brillo que le faltaba desde su regreso a los encordados en 1995 tras un breve retiro.

ANTECEDENTES

Tyson y Holyfield se enfrentaron por primera vez el 9 de noviembre de 1996, terminando con Evander como vencedor por nocaut técnico en el onceavo asalto y llevándose así el campeonato mundial de peso completo del CMB.

Justo antes de celebrarse su segundo feudo, el equipo de Tyson apeló la designación de Mitch Halpern como réferi del combate, argumentando que su actuación en la primera pelea no fue justa, pese a que la Comisión Atlética de Nevada respaldó al juez, él decidió hacerse a un lado voluntariamente y su lugar sobre el ring terminó siendo ocupado por Mills Lane.

Así llegaron ambos combatientes a la función llamada “El Sonido y la Furia”, organizada por el promotor Don King, con una bolsa de 35 millones de dólares para Holyfield y de 30 millones de dólares para Tyson, significando una cifra económica récord en aquella época.

Comenzó la pelea y desde el primer asalto Evander se mostró superior, neutralizando a Tyson con su jab e incluso produciéndole un pequeño corte en el ojo derecho.

En el segundo episodio ‘The Real Deal’ continuó marcando su distancia ante un ‘Iron’ que ya comenzaba a exhibir señas de desesperación al no conseguir conectar a un oponente que ya lo había vencido meses atrás.

Para el tercer round todo estalló, comenzando por el temperamento de Mike Tyson, quien, ante la impotencia, al verse superado por Holyfield, le propinó un mordisco en la oreja derecha que obligó al réferi Mills Lane a descontarle dos puntos, algo que poco le importo a ‘Iron’ quien se abalanzó nuevamente sobre su rival para ahora morderle la oreja izquierda y provocar su descalificación.

Al final de la velada, el sonido fue el del abucheo de los 18 mil 187 espectadores que se dieron cita en el MGM Grand ante el resultado y la furia fue la desatada por Mike Tyson sobre el centro ring en un momento que quedará para la historia del boxeo, aún a 23 años de distancia.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.