Jaime Guerrero

OAXACA, Oax. Concepción Rueda Gómez, exdelegada de lo que hoy es el Instituto Nacional de Pueblos Indígenas en Oaxaca, durante el sexenio panista de Felipe Calderón Hinojosa, asumió la curul de Susana Harp Iturribarria, quien pidió licencia en el Senado mexicano y le fue concedida para encargarse de la atención del Covid-19 en la entidad.

Fue la noche del pasado domingo, cuando la Comisión Permanente del Senado de la República concedió la solicitud de licencia de Harp Iturribarria, para separarse del cargo, luego de que el presidente Andrés Manuel López Obrador anunciara que la designó como delegada especial para atender la pandemia en Oaxaca.

Concretada la licencia, asume la curul en la cámara alta del Congreso de la Unión la exdelegada de la entonces Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (CDI). Recientemente fue delegada del IMSS en Oaxaca y también ha incursionado en el mundo de la música de la mano de Harp Iturribarria.

Fue ex candidata a diputada federal en el sexenio del exgobernador, José Murat; en el sexenio de Ulises Ruiz Ortiz, fue titular de Instituto Oaxaqueño de las Artesanías; después intentó infructuosamente ser la candidatura del PAN a la alcaldía de Oaxaca de Juárez.

Posteriormente fue designada por el expresidente Calderón Hinojosa, como delegada de la CDI, hoy INPI.

El pasado 8 de mayo, López Obrador informó que la senadora de la República Susana Harp Iturribarria pedirá permiso a la Cámara Alta para encargarse de coordinar los esfuerzos del Gobierno Federal sobre el coronavirus en Oaxaca.

Cinco mujeres coordinarían la atención en Puebla, Veracruz (principalmente el puerto), Morelos, Oaxaca, Guerrero, Acapulco.

En lo que fue la Fase 3 del virus Covid-19, el presidente López Obrador creó la figura de super delegaciones de salud que se encargarán de monitorear el avance de la pandemia en cada estado del país.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.