Jaime Guerrero

OAXACA, Oax. Luego de que el presidente, Andrés Manuel López Obrador, presentara -sin validar su autenticidad- una estrategia opositora bajo el nombre de Bloque Amplio Opositor (BOA), los consejeros del Instituto Nacional Electoral (INE) y magistrados de la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), rechazaron formar parte de cualquier postura política y se deslindaron de ese supuesto conglomerado político.

A través de pronunciamiento, las y los magistrados que integran la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) rechazaron tajantemente que integren el llamado Bloque Opositor Amplio, dado a conocer ayer por la mañana por el presidente Andrés Manuel López Obrador, y el vocero del gobierno federal, Jesús Ramírez Cuevas.

En el documento oficial, aseguraron que el TEPJF siempre ha desempeñado una labor jurisdiccional en defensa de los derechos de las y los mexicanos, apegados a la Constitución y con respeto total a las instituciones del país.

“No hay lugar para malas interpretaciones, somos una institución del Estado mexicano, alejados de señalamientos políticos, nos concentramos en proveer certeza y seguridad jurídica en asuntos electorales. Esa ha sido y será nuestra tarea”, afirmaron los magistrados y magistradas.

Al respecto, el Instituto Nacional Electoral afirmó, de manera categórica, que ninguno de los consejeros o consejeras del INE forma parte de grupo alguno que tenga por objetivo cumplir los propósitos enunciados por el vocero presidencial. “Afirmar lo contrario es totalmente falso”.

El INE es la autoridad electoral autónoma encargada, por mandato constitucional, de organizar, regular y validar los procesos electorales en el país. En consecuencia, el INE no está ni a favor ni en contra de postura política alguna, sino que su rol, como árbitro de las elecciones, es el de ser garante de la neutralidad que debe caracterizar la organización de elecciones plenamente democráticas.

A través de un documento, los consejeros y consejeras afirman que, a lo largo de su existencia, el Instituto Nacional Electoral ha llevado a cabo de manera rigurosa y garantizando la emisión de un voto libre, diversos comicios de los que han emanado centenares de autoridades para diversos cargos de elección popular, incluyendo, naturalmente, las del 2018.

De cara al inicio del proceso electoral federal 2020-2021 y de los procesos electorales locales 2021, el INE sostuvo que refrenda su compromiso y apego a los principios constitucionales rectores de la actividad electoral: legalidad, certeza, imparcialidad, objetividad, independencia y máxima publicidad.

De esta forma, el INE garantizará, una vez más, que el voto libre y secreto sea el que defina cada cargo de gobierno y de representación, y será indiferente a los resultados que la ciudadanía determine.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.