Patricia Briseño

OAXACA, Oax. El presidente municipal de San Mateo del Mar, Bernardino Ponce Hinojosa, confirmó el asesinato de 15 personas, entre ellas dos mujeres, quienes en su momento habían denunciado actos de hostigamiento y acoso por parte de sus vecinos, pobladores de la comunidad indígena ikoot de Huazantlán de Río, en la región del Istmo de Tehuantepec.

A través de un documento dirigido a la opinión pública, autoridades estatales y federales, señaló a Camerino y Pedro D.L.; Laura F.; Marcelino R; Iván M. y José Luis Ch., como los responsables de haber torturado, quemado y disparado a 15 pobladores.

De igual manera mencionó que integrantes del crimen organizado estuvieron involucrados en “esta tragedia sin precedentes”, pues buscan apoderarse de este territorio por su ubicación estratégica para cometer diversos delitos relacionados con el tráfico de indocumentados y combustible robado.

La autoridad mareña detalló que, gracias a la intervención de la Guardia Nacional, se dispersaron los ataques y pudieron salvar a dos ciudadanos con vida.

Exigió que el gobierno del estado y la Federación esclarezcan los hechos y hagan justicia para que no quede impune este crimen.

Los hechos violentos que ayer desencadenaron en la masacre ocurrida en la pequeña comunidad indígena de Huazantlán ocurren entre dos grupos en pugna: los seguidores y los opositores del presidente municipal. En este evento, las víctimas eran simpatizantes del alcalde.

Fiscalía General del Estado confirma la muerte de 15 personas

De su lado, la Fiscalía General del Estado de Oaxaca dio a conocer que investiga los hechos violentos ocurridos durante el transcurso del 21 de junio y la madrugada del 22 de junio, en la agencia municipal de Huazantlán del Río, jurisdicción de San Mateo del Mar, que derivó en la muerte de 15 personas.

De manera preliminar, confirmó el fallecimiento de dos mujeres y 13 hombres, que presentan contusiones y quemaduras parciales. Peritos médicos de la Fiscalía General realizarán las necropsias correspondientes.

Asimismo, un joven identificado como R. D. A. G., fue canalizado al Hospital Regional de Salina Cruz.

La institución inició la carpeta de investigación 19265/FIST/SALINA/2020 por el delito de homicidio calificado, desplegando en la zona personal de la Agencia Estatal de Investigaciones, agentes del Ministerio Público y peritos del Instituto de Servicios Periciales.

También participa el Fiscal de Alto Impacto del Istmo, 40 agentes estatales de investigación y tres médicos, así como 80 elementos de la Policía Estatal y 39 integrantes de la Guardia Nacional.

La tarde de ayer lunes continuaron las diligencias, entrevistas, declaraciones y dictámenes periciales en materias de criminalística, balística, química, medicina legal y planimetría para aclarar con prontitud estos hechos.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.