MVS

CIUDAD DE MÉXICO. El subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, aseguró que la aplicación de pruebas de Covid-19 a funcionarios del gabinete no se trata de un privilegio, sino un método para detectar si están enfermos y porque presentan síntomas.

En conferencia de prensa, recordó que la aplicación de pruebas se hace al 10 por ciento de pacientes ambulatorios, al personal médico y “se debe realizar a todas las personas hospitalizadas y en estado grave”.

Ante la posibilidad de que la primera oleada de coronavirus en el país concluya hasta octubre y coincida con el inicio de la temporada de influenza, indicó que están haciendo todas las gestiones para que la vacuna contra la influenza llegue al país en septiembre y se pueda aplicar con antelación a la población en riesgo.

Por último, reiteró que en estos momentos la curva de contagios de Covid-19 en la Zona Metropolitana del Valle de México es estable “debido a que los casos de hoy son semejantes a los de ayer” y, esperan que pronto empiecen a disminuir porque han detectado que la desocupación de camas de hospital se da ante la recuperación de pacientes y no por fallecimientos.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.