Agencia

CIUDAD DE MÉXICO. El Covid-19 todavía guarda muchos secretos. Se ha detectado que personas que estuvieron enfermas y ya no tienen síntomas pueden dar positivo en la prueba de laboratorio. Esto es porque restos de ARN del virus permanecen durante 20 a 30 días más, pero se les considera como recuperados, lo mismo que a los pacientes ambulatorios cuando pasan más de tres días sin fiebre.

Está en proceso la revisión de datos para ampliar la información sobre las personas recuperadas de Covid-19, de las cuales sólo se conoce un número: 135 mil 279 hasta este domingo.

Hace falta saber lo que ocurre en los hospitales, donde tampoco es fácil determinar que un paciente se recuperó de la infección por Covid-19 si, aunque supere la insuficiencia respiratoria –complicación típica de la infección–, persisten daños en otros órganos (riñón, hígado o cerebro) que también son secundarios al virus.

Estos individuos no entran a la estadística de los recuperados, sino hasta que egresan de los nosocomios, y eso puede tardar varias semanas, explicó Juan Carlos Sánchez Echeverría, coordinador de Programas Médicos del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

Comentó que de los 190 hospitales Covid del organismo, hasta ahora han egresado 39 mil personas confirmadas y con sospecha de tener el coronavirus. Del total, 15 por ciento no eran derechohabientes del Seguro Social.

En terapia intensiva

Los afectados con exacerbación de comorbilidades previas (diabetes, hipertensión) y aquellos en quienes el virus daña otros órganos, permanecen 21 días, en promedio, en terapia intensiva.

En entrevista, el especialista en urgencias médico-quirúrgicas y terapia intensiva explicó que también puede ocurrir que los enfermos se sobreinfecten por otras bacterias mientras están internados. Todo cuenta a la hora de evaluar el estado de salud de cada paciente, así como su posibilidad de recuperarse o perder la vida.

Cuando en la sociedad se habla de personas en los hospitales, por lo regular se piensa en la insuficiencia respiratoria como el riesgo único o mayor que compromete la sobrevivencia. En realidad, hay otras complicaciones que el coronavirus genera y que pueden ser más graves que la falla respiratoria: la insuficiencia renal aguda, el daño hepático o una falla cardiovascular, entre otras. 

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.