Crematorio en México/Foto: REUTERS/Edgard Garrido


MVS

CIUDAD DE MÉXICO. La bancada del Partido de la Revolución Democrática (PRD) en la Cámara de Diputados lamentó que la autoridad sanitaria federal se deslinde de responsabilidades, al señalar que el creciente número de decesos por Covid-19, más de 30 mil 600 casos de acuerdo al reporte presentado este domingo 5 de julio, se debe no solo al contagio, sino a que gran parte de la población presenta enfermedades crónico-degenerativas.

 La diputada Mónica Almeida señaló que si bien esas circunstancias son un factor, la mala planeación del Gobierno Federal, los errores cometidos en la atención de la contingencia, la negativa a aplicar pruebas de detección, el apresuramiento de la llamada “nueva normalidad” y los mensajes contradictorios sobre las medidas de prevención como el uso de cubrebocas, son los que han generado el descontrol que priva en el país.

«Hay muchos factores que determinan las complicaciones en un enfermo de Covid-19; sin embargo, la falta de criterio y acciones por parte de las autoridades sanitarias son las que han condenado a muerte a muchos mexicanos, pues al hacer más pruebas y a tiempo se pudieron prevenir muchos contagios”, recriminó.

Señaló que de acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS), en el país una de cada ocho personas contagiadas por Covid-19 fallece, lo que pone a México en los primeros lugares de letalidad.

Almeida López agregó que el Gobierno Federal desatendió todos los llamados hechos por especialistas, gobernadores y fuerzas políticas, para tomar las previsiones necesarias que permitieran evitar el incremento en los contagios y decesos por coronavirus. Recordó que en el país apenas se aplican 63 pruebas de detección del virus por cada millón de personas, lo que de acuerdo a instancias internacionales como el Centro Europeo para la Prevención y Control de Enfermedades, es una de las cifras más bajas a nivel global.

 Apuntó que los reportes presentados a diario por la autoridad sanitaria muestran que el número de casos positivos va en aumento, al igual que las muertes, y que el llamado “semáforo epidemiológico” es una herramienta política, más que un elemento para controlar la pandemia.  “México sigue sin poder aplanar la pandemia, cierto, en todo el mundo se siguen presentado casos positivos de la nueva cepa del Coronavirus, pero nuestras autoridades federales han decidido que es momento de comenzar la nueva normalidad, por lo cual el semáforo de López Gatell funciona más como un elemento político que dicta que estados pueden reiniciar sus actividades económicas a pesar de arriesgar a la población”, refrendó.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.