*Alertaron que el uso de varas, cinturones, chanclas, jaloneo del pelo, mordeduras, pellizcos, entre otros

MVS

CIUDAD DE MÉXICO. El castigo físico en niñas y niños son la entrada a violencias más dañinas, advirtieron especialistas durante el conversatorio digital Castigo Corporal: su impacto en la vida de niñas, niños y adolescentes, convocado por la Secretaría de Gobernación (Segob).

Diversas expertas y expertos participantes ahondaron en el impacto que ocasiona el castigo físico y exhortaron a las madres, padres y tutores a conocer rutas de prevención y atención ante esta problemática y garantizar el derecho a los menores una vida sin violencia.

En este evento coordinado por la Secretaría Ejecutiva del Sistema Nacional de Protección Integral de Niñas, Niños y Adolescentes (Sipinna) y la Dirección General de Asuntos Religiosos, la directora de Consulta Jurídica, Asesoría y Apoyo de la Secretaría Ejecutiva del Sipinna, Sara Antillón Esparza, resaltó la urgencia de visibilizar la disciplina violenta y el castigo corporal que se ejerce sobre las niñas y los niños, ya que hacerlo significará un paso fundamental para cambiar ambas problemáticas.

El integrante de Fundación América por la Infancia y autor del libro Cero Golpes, Gaudencio Rodríguez Juárez, recalcó que el castigo corporal implica utilizar la fuerza física para causar cierto dolor o malestar, aunque sea leve.

Alertó que el uso de varas, cinturones, chanclas, jaloneo del pelo, mordeduras, pellizcos, arañazos, posiciones incómodas, quemaduras o ingestión de alimentos hirvientes u otros productos son entrada a violencias más dañinas que llevan incluso, al feminicidio.

Enfatizó que se deben conocer las necesidades de las niñas y los niños, llegar a acuerdos, y alentarles en sus logros y retos, además de reflexionar y tener empatía con ellas y ellos, orientarles con amor y diálogo, y también acompañarles en sus primeras experiencias de vida.

Durante su participación, el oficial nacional de Protección a la Infancia del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) en México, Leonardo Mier Bueno, refirió datos de la Encuesta Nacional de Niños, Niñas y Mujeres (ENIM) 2015. Recordó que, de acuerdo con ésta, 63 por ciento de niñas, niños y adolescentes reportaron haber sufrido algún castigo físico o maltrato psicológico, 6% castigo corporal severo y 31 por ciento formas de disciplina no violenta.

Añadió que, aunque en 21 entidades se prohíben maltratos, castigos crueles e innecesarios en sus códigos civiles y estatales, 11 estados en el país no señalan expresamente la prohibición del castigo corporal, por lo que hay mucho que avanzar en el tema.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.