Patricia Briseño

OAXACA. Oax., Organizaciones civiles y comuneros conformaron el  frente para frenar las obras de rehabilitación del  Tren Transístmico, integrado por autoridades municipales y agrarias de 14 comunidades que pertenecen a cuatro municipios de la zona norte del Istmo de Tehuantepec.

Acordaron que para el próximo domingo cinco de julio se espera que funcionarios del Ferrocarril del Istmo de Tehuantepec se reúnan con las comunidades indígenas mixes que pertenecen al municipio de San Juan Guichicovi, quienes demandan  cesen las amenazas de desalojo en contra de las familias indígenas y que el gobierno mexicano responda a sus demandas en materia de obras y servicios.

La alianza aglutina a pobladores de los municipios de Santa María Petapa, Matías Romero, San Juan Guichicovi, Barrio de la Soledad, así como representantes de grupos de mujeres, comités de salud, y de directivos del movimiento ferrocarrilero “Demetrio Vallejo Vive”.

Consideran que el megaproyecto del corredor transístmico violenta los derechos de la población del Istmo de Tehuantepec, además advierten el desplazamiento de unas 2 mil familias asentadas en la periferia de  Salina Cruz y en Tagolaba, La Noria, El Jordán Tehuantepec, Comitancillo, Ixtepec, Mogoñe Estación, Rincón Viejo, La Libertad, Tolosita, Palomares y ejido nuevo Progreso.

La campaña convoca a sus adherente en Chiapas, Tabasco, Oaxaca y Veracruz, a conformar este  frente, pues  “la lucha es por proteger el territorio”, asimismo, invitaron a la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) a sumarse a esta causa.

Asimismo, de manera simultánea, adelantaron habrán de participar en la  Campaña Nacional e Internacional “El Istmo es nuestro” que incentiva la  expresión creativa, cultural y artística para fortalecer su identidad como habitantes de un solo territorio.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.