Agencia

FLORIDA. Partidos cancelados. Instalaciones cerradas. Ochos equipos cuyas temporadas acabaron bruscamente, sin pena ni gloria. Tanto el draft como la agencia libre se han demorado. Algunos jugadores dieron positivo por el coronavirus. Otros salieron a las calles y añadieron sus voces para exigir justicia e igualdad en el debate nacional sobre el racismo y la brutalidad policial.

El mundo ha cambiado mucho desde que la NBA puso alto a su campaña el 11 de marzo.

Para 22 franquicias, sin embargo, hay un objetivo que sigue intacto.

La NBA, al final, regresa de manera oficial.

Su reanudación se hará realidad con una doble cartelera dentro de una burbuja en Walt Disney World la noche del jueves, cuando Nueva Orleáns enfrente a Utah previo a un duelo entre los Lakers y Clippers, los dos equipos de Los Ángeles que ostentan las mejores marcas en la Conferencia Oeste.

No se permitirá el ingreso de aficionados, algo dispuesto por los protocolos sanitarios elaborados en respuesta a la pandemia de coronavirus. Los jugadores ni siquiera podrán ducharse en la arena tras los partidos.

Pero luego de 20 semanas de espera, con toda clase de dudas y temores, la temporada 2019-20 de la NBA se reactiva en busca de coronar un campeón en octubre.

“La vida ya no es la misma con la pandemia, eso hay que aceptarlo», dijo Kawhi Leonard, el alero de los Clippers y el MVP de la última serie final de la NBA. “Todos están felices de que se corone un campeón este año. Y si ese es el campeón de 2020, entonces vamos a aceptarlo. Así es como yo lo considero. Así son las cosas. Nos toca salir a competir y completar esto”.

La llave de 16 equipos para los playoffs está casi definida — 12 de los 22 equipos en Disney han asegurado sus boletos y Dallas acaricia el suyo. Tres equipos se pelean dos en la Conferencia Oeste, y seis pugnan por uno en el Oeste.

Para los grandes candidatos, como los Bucks de Milwaukee (dueños de la mejor marca de la liga) y los Lakers (primeros en el Oeste), lo que se pretende en los ocho partidos restantes antes de los playoffs es ponerse a tono.

Para la mayoría que se ha clasificado, la intención es intentar conseguir la mejor ubicación posible. Y para el resto, la cuestión es meterse como sea para permanecer en Disney un par de semanas más.

“Queremos volver a trabajar», dijo el entrenador de San Antonio Gregg Popovich, cuyos Spurs intentarán convertirse en la primera franquicia en la historia de la liga que se clasifica 23 veces seguidas a los playoffs. “Queremos hacer lo que todos estamos acostumbrados. Hacerlo de la forma más segura posible, reanimar al país y jugar el deporte que todos amamos. Mientras se pueda hacerlo seguro, es una gran victoria para todos”.

A partir del viernes y hasta el 14 de agosto, se disputarán al menos cuatro partidos y en algunos siete duelos por día, repartidos en un complejo de tres canchas en Disney. Habrán momentos en el que se jugarán tres partidos al mismo tiempo. Y también se tendrán días en los que partidos abarcarán más de 10 horas consecutivas.

Después de un largo ayuno de baloncesto, lo que se avecina es un banquete.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.