Citlalli López

OAXACA, Oax.  A más de tres meses con la economía en pausa por la contingencia sanitaria del COVID-19 y extendido el periodo de distanciamiento social, el número de locales que determinaron cerrar creció.

“Hoy cerramos Mesón de Jalatlaco en Oaxaca. La casera no quiso bajarle a la renta, no quiso diferir los pagos, y lo entendemos”, posteó Mara Itahí González Torres, propietaria del lugar ubicado sobre Pino Suárez.

El fallecimiento del negocio fue paulatino, durante marzo y abril se mantuvieron los 20 trabajadores, mayo y junio sólo con tres y decidieron sostener el sueldo de doña Ángela, una mujer de 60 años quien tiene una hija con parálisis.

Continuar el mes de julio ya fue imposible y decidieron cerrar, pues la renta de más de 20 mil pesos, además de gastos de luz y sueldos, los consumió.

Para González Torres en la sobrevivencia de los establecimientos comerciales hizo falta mayor sensibilidad de los gobiernos para aminorar algunas cargas económicas por ejemplo en pago de impuestos.

“Ayer me preguntaban ¿qué le faltó al gobierno?, yo decía que no sé qué tanto sea un tema del gobierno sino más bien un asunto de incentivarnos, tener esa sensibilidad con los empresarios y decir, esto es un círculo de apoyo porque en la economía al final entramos todos, entonces ver de que otra manera se pueden hacer algunos ajustes, tal vez algún programa de pagar los impuestos a la mitad, no sé., creo que esa parte le falta al gobierno”, señaló.

Hasta el momento, Oaxaca se encuentra en semáforo rojo por el incremento de contagios de Covid-19  por lo cual la autoridad municipal determinó prolongar el periodo de cierre de los establecimientos no esenciales.  Tanto en el tema de salud como en materia económica la entidad se ubica en rojo.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.