Parto en agua, modalidad de atención humanitaria 

* No es una moda, el parto en agua es una modalidad con baja intervención médica que busca humanizar la labor de parto y es recomendado para las mujeres que presentaron un embarazo sin complicaciones.

Marissa Ruiz

El parto en agua consiste en atender a las mujeres que se encuentran en una fase activa de trabajo de parto,  se le realiza inmersión, es decir, se introduce  a la paciente a una tina con agua que tenga una temperatura promedio de 34° centígrados.

De acuerdo con el médico ginecólogo obstetra Carlos  Castellanos Torres, este procedimiento ayudará a las mujer a relajar la musculatura y los tejidos para que el parto sea menos doloroso y agresivo para ella, así él o la bebé nace en un ambiente confortable rodeado de agua, la cual no lo afectará en nada al momento del nacimiento.

“El parto en agua es otro método para la atención de partos, no es una moda y se puede atender a una paciente que este sana y con un bebé sano para que sea mucho mejor la atención en este caso”

Este tipo de parto surgió en Francia en el año de 1803, cuando un médico francés atendió a su esposa en una tina de agua, su esposa ya había comenzado con las labores de parto por lo cual decidió tomar una baño en una tina antes de trasladarse a un hospital pero el parto se aceleró y nació el bebé dentro del agua. Al ver que no había ninguna complicación que requiriera algún tipo de atención especial difundió este procedimiento por toda Europa, fue hasta 1985 que este procedimiento llegó a Estados Unidos  y en 1990 finalmente llegó a México.

¿Qué beneficios aporta este tipo de parto para la mamá y  bebé?

Para la mamá, los beneficios que un parto en agua otorga es entre otros, la disminución del dolor causado por las labores de parto, evita la realización de tactos vaginales frecuentes, corte vaginal y desgarro vaginal.

En cuanto la bebé o él bebé, el principal beneficio es nacer en un ambiente confortable, si la mamá está tranquila igualmente él o la bebé estará tranquilo, tendrá un cambio de temperatura menos brusco al momento de su nacimiento ya que no lo sacan inmediatamente del agua, se espera a que el o la bebé comience a respirar y que la mamá lo pueda tocar y acariciar para posteriormente poder sacarlo del agua y pasarlo inmediatamente a la mamá para el apego piel a piel.

Aceptación en Oaxaca de este procedimiento
am_79218_5628829_537897“En Oaxaca son muy pocas las pacientes que solicitan un parto en agua, uno pensaría que todo mundo desea un parto en agua porque nos brinda beneficios y relajación, evita el corte vaginal, el apego emocional y físico con el o la bebé es mayor y  se cuenta con la participación del esposo, pero la realidad es que aún existe el miedo referente a varios mitos que se presentan en torno a este procedimiento”

Para poderse realizar este tipo de parto es necesario que la mamá y el o la bebé, estén totalmente sanos.

Las contraindicaciones para un parto en agua son exactamente las mismas que se presentan en  cualquier otro tipo de parto, sea vertical, en cama, cuclillas, entre otros.

Si la paciente presenta dos cesáreas previas no se podrá atender un parto en agua, tiene que ser nuevamente cesárea, si una paciente tiene una complicación de hipertensión o enfermedad hipertensiva, estreches pélvica o si se presenta una mala posición fetal tampoco podrá tener un parto en agua.

Mitos sobre el parto en agua

“Muchas personas tienen miedo a que el o la bebé pueda llegar a ahogarse durante el procedimiento del parto en agua, sin embargo no podrá ahogarse mientras no se corte el cordón umbilical y este no deje de latir, si el cordón umbilical sigue latiendo, el o la bebé no se ahogará y puede estar dentro del agua un minuto o dos minutos, inclusive con la cabeza sumergida dentro del agua y no le pasará nada”, indicó el médico especialista.

“Otro mito es preocuparse por que el agua se llegara a ensuciar, durante la expulsión de el o la bebé, la mujer orina y evacua pero nosotros nos encargamos de darle anteriormente indicaciones a las pacientes sobre comer más fibra, evitar alimentos grasos y condimentados, para que si llegan a evacuar esta evacuación se sedimente hacia abajo y no flote materia fecal dentro del agua”

Una preocupación más, es el hecho de no utilizar agua estéril, las personas se preocupan mucho por este aspecto, pero esto no es necesario, después de todo el o la bebé cuando nazca tendrá que bañarse y lo harán con agua normal, todos nos bañamos con agua normal y no nos pasa nada.

Entre otros mitos esta la creencia de que  la bebé se pueda traumatizar, lo cual no sucede, tampoco es verdad que el médico
se va a meter dentro del agua, únicamente quien se mete a la tina es el esposo para apoyar emocionalmente a la paciente, otra cuestión es el temor a los recurrentes tactos vaginales, pero con este tipo de parto estos se reducen.

parto_agua

En este tipo de parto se puede recurrir al uso de la aromaterapia, usar aromatizantes, esencias o velas aromáticas acorde al gusto de la mamá, de igual manera se puede utilizar música instrumental para mayor relajación de la paciente.

El objetivo de esta modalidad de parto es  la humanización de su procedimiento, que la paciente se sienta cómoda, relajada, en un ambiente íntimo y en compañía de su esposo o algún otro familiar que le brinde apoyo emocional, además de que nos brinda seguridad, al tener la atención de gente especializada equipada con los elementos y conocimientos necesarios para atender cualquier complicación se pudiera llegar a presentar.

Lo importante no sólo es facilitar el momento del parto, si no ofrecer ese extra que le dé un valor emocional significativo en busca del bienestar de la mamá y su bebé, finalizó el médico especialista en esta alternativa de atención a mujeres.

 

Cabe  señalar que el precio de parto es de  20 mil pesos ( Incluye clínica y atención medica por un ginecólogo y un médico pediatra.)

En tanto el precio de la consulta es de 650 pesos  ( Incluye ultrasonido.)

El doctor Carlos  Castellanos Torres tiene una especialidad en Ginecología y Obstetricia certificado por el Consejo Mexicano de Ginecología y Obstetricia.Es médico adscrito al Hospital General Aurelio Valdivieso y puede contactarlo con los siguientes datos.

Sabinos 820 esquina con Pensamientos
Colonia Reforma
Teléfono: 51 3 38 68
Celular: 951 547 25 53
carlosgineco40@hotmail.com

 

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.