Citlalli López

OAXACA, Oax. Atraídos por la bebida de la rosita de cacao, este domingo cientos de visitantes abarrotaron las calles de San Andrés Huayapam, en la 18 Feria del Tejate. El cálculo de la Unión de Mujeres Productoras de Tejate, fue de una asistencia de más de 15 mil personas a lo largo de todo el día.

El éxito de las productoras del tejate fue notorio desde el ingreso al municipio ubicado a pocos minutos de la capital. Largas filas de vehículos se formaron en busca de ingresar a Huayapam en donde el 90 por ciento de las habitantes basa su ingreso familiar en la venta de tejate.

El tejate es una bebida de color café que se sirve con trozos de hielo dentro de una jícara tradicional obtenida del fruto de la güira. En su superficie flotan grumos de masa, la cual está hecha con distintos ingredientes entre éstos maíz, ceniza, cacao blanco, huesito de mamey, florecita de cacao y azúcar.

Para ellas la elaboración del tejate representa sus raíces y al mismo tiempo es su fuente de ingresos, pues de esto dependen sus familias. Herederas del don de la elaboración del llamado elíxir de los dioses, las mujeres de Huayapam mostraron orgullosas su trabajo, el cual es el reflejo de la cultura y tradición de toda una localidad.

Patricia García Silva una de las 150 mujeres que integra la unión de tejateras amablemente extiende la jícara polícroma hacia los visitantes.  Quienes prueban por primera vez el tejate, reciben la bebida con un sorbo pequeño como si desconfiaran del sabor, pero una vez palpado por los labios, la reacción inmediata es dar un trago amplio y pedir más.

La feria del tejate nació en 1999 a iniciativa de las mujeres tejateras. En la primera edición las mujeres obsequiaron su producto a los visitantes en la localidad. Aunque el tejate es una bebida milenaria, aquel evento sirvió para que su sabor fuera rescatado en el paladar de quienes desconocían de su existencia; punto de partida para una celebración que cada vez atrae a más personas.

 

No hay comentarios

Dejar respuesta