MVS

CIUDAD DE MÉXICO. Las fallas estructurales en el Paso Exprés de Cuernavaca, que derivaron en la aparición de un socavón en esa vialidad, obligan a exigir la renuncia del titular de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), a quien se deben fincar responsabilidades por haber privilegiado el negocio antes que la vida de los ciudadanos, afirmó el secretario de Acción Política Estratégica del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) del Partido de la Revolución Democrática (PRD), Alejandro Sánchez.

Añadió que por tal motivo, el próximo jueves 20 de julio se llevará a cabo una protesta pacífica frente a la SCT, cuyas oficinas serán clausuradas simbólicamente; aunado a que se solicitará que el secretario Gerardo Ruiz sea llamado a rendir cuentas ante la Comisión Permanente del Congreso de la Unión.

Sánchez Camacho indicó que la defensa del funcionario federal, emprendida por el Presidente de la República, habla de la protección con la que cuenta Ruiz Esparza, así como de la corrupción que priva en la entrega de los contratos a las constructoras del Paso Exprés y algunas otras obras.

Tras lamentar que hasta el momento solo haya sido despedido el delegado de la SCT en Morelos, pidió no perder de vista que las constructoras Aldesa y Epccor, están involucradas en la adjudicación de más contratos millonarios para la realización de otras obras que han sido costosas, se han realizado de manera deficiente y no se han entregado a tiempo.

Al cuestionar qué tipo de complicidad existe en el caso del Paso Exprés de Cuernavaca, demandó que los consorcios responsables sean inhabilitados permanentemente, ya que en ocasiones anteriores han sido sancionados por trabajos mal hechos en sitios como la polémica Biblioteca Vasconcelos y la llamada “Estela de Luz”, ambas ubicadas en la Ciudad de México.

El exdiputado federal dijo que resultan “sospechosos” los contratos por más de 14 mil millones de pesos entregados a la empresa Aldesa, que ya tenía tratos con el gobierno del Estado de México, desde que el secretario Ruiz Esparza era colaborador del entonces gobernador Enrique Peña.

“Por lo menos se genera una sospecha, por lo generoso que han sido los diversos contratos con estas empresas, desde el Estado de México, cuando colaboró con Enrique Peña Nieto y ahora en la SCT. Reitero, ser beneficiada con más de 14 mil millones de pesos con obras de diversa índole quiere decir que sería muy doloroso para la población, que el manto protector del máximo cargo de la nación se extienda al secretario de Comunicaciones y Transportes”, refrendó.

No hay comentarios

Dejar respuesta