Jaime Guerrero

OAXACA, Oax. El Congreso del estado analiza abrogar, es decir anular, el decreto legislativo 234, del pasado 30 de diciembre de 1997, por el cual se creó el organismo público descentralizado del gobierno del estado, denominado “Hospital de la Niñez Oaxaqueña”, para constituirlo como unidad médica dependiente de los Servicios de Salud de Oaxaca.

El patrimonio del organismo público descentralizado denominado pasaría a formar parte del patrimonio centralizado del gobierno del estado, quien recibirá el inmueble en donde funciona dicha unidad médica así como los activos, bienes muebles , equipo, material médico, quirúrgico y que los pasivos del hospital serán cubiertos por el gobierno de Oaxaca.

La iniciativa se encuentra actualmente en comisión, en medio de las crisis que atraviesa ese nosocomio, el coordinador de la bancada del PAN, Juan Mendoza Reyes reconoció que los hospitales juegan un papel importante para lograr el derecho constitucional a la salud por parte de las personas, quienes dan por hecho que existe en ellos una calidad técnica y humana.

Refirió que durante años, el Hospital de la Niñez pudo sortear sus necesidades económicas, hoy el esquema administrativo para hacerse de recursos ha colapsado, lo que provoca un déficit en su atención ante la creciente demanda de la misma.

Por ello, la alternativa es modificar el régimen jurídico de esa institución para garantizar su acceso a otras fuentes de recursos federales, que garanticen la cobertura, la operatividad de sus servicios y sobre todo, la certidumbre de su planta médica y laboral.

Además se prevén que las responsabilidades financieras y normativas que deben regir a dicho régimen estatal, como lo es el Hospital de la Niñez en materia de protección en salud y la estructura mínima deberá de contar ese organismo.

Mendoza Reyes aclaró que el personal que actualmente presta sus servicios en el organismo público descentralizado de la Niñez Oaxaqueña pasaría a formar parte de la unidad médica sin demérito de sus derechos laborales.

Frente a esta problemática, destacó de una de las instituciones insignia en la atención de la salud de la niñez oaxaqueña, todos son responsables de procurar una respuesta a la altura de ese gran reto.

Concedió que no pueden permitir el deterioro y el riesgo de colapso de una institución de salud pública de calidad para los futuros ciudadanos que van a tomar las riendas del desarrollo del estado.

No hay comentarios

Dejar respuesta