Citlalli López

OAXACA, Oax. De acuerdo con las cifras del tablero de control de enfermedades crónicas, Oaxaca ocupa el último lugar de calidad de atención al paciente diabético en México, lo cual en el futuro próximo ahondaría más en la crisis que vive el sector salud en materia de recursos para controlar enfermedades crónicas degenerativas.

Las cifras del tablero de control de enfermedades crónicas indican que el 59 por ciento de las personas enfermas con diabetes acude regularmente a sus citas al centro de salud; el 68.2 por ciento recibe una atención médica de calidad; y el 27.7 por ciento tiene controlada la enfermedad.

Patricia Jarquín González, directora de la Unidad de Especialidades Médicas de Enfermedades Crónicas (Uneme-EC) de la colonia Volcanes, indicó que el gasto por cada paciente alcanza hasta los 150 mil pesos mensuales por compra de medicamentos y atención a enfermedades asociadas con la diabetes como puede ser la insuficiencia renal, de ahí dijo la importancia de implementar acciones preventivas para evitar que la catástrofe económica sea aún mayor a la que ya existe.

“Ya no hay tantos niños y va a haber más adultos mayores y por consiguientes vamos a tener más enfermedades crónico degenerativas  y se va disminuyendo la esperanza de vida”, declaró.

Jarquín González indicó que a pesar de que la enfermedad es de fácil detección, en el 90 por ciento de los casos evitable con una alimentación balanceada y ejercicio, la cifra de pacientes va en aumento.

Las campañas de detención oportuna y concientización sobre la enfermedad tienen que redoblarse pues de lo contrario los presupuestos a futuro serán más insuficientes aún.

Un paciente con un daño renal tiene un gasto promedio de tres mil pesos cada tercer día para cubrir una terapia. A ello se agregan otros cinco mil pesos por medicamentos, principalmente insulinas.

No hay comentarios

Dejar respuesta