Patricia Briseño

OAXACA, Oax. La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) clausuró hoy  de manera total temporal el paso a la zona federal de la ribera del río “Los Perros” o de “Las Nutrias” en jurisdicción del municipio de Asunción Ixtaltepec, en el Istmo, debido a que la autoridad  municipal decidió usarlo para el deposito de escombros, provenientes de la demolición de las casas siniestradas por los temblores del mes pasado.

En la visita de inspección practicada el 11 de octubre  se comprobó que unos  4 mil 783 m3  de residuos estaban acumulados a un costado del río, sin la autorización emitida por la Secretaría de Medio Ambiente Recursos Naturales y Pesca.(Semarnat).

A través de un comunicado, la Profepa informó que sus inspectores comprobaron que la  acción del gobierno municipal,  encabezado por el alcalde Oscar Toral Ríos, trasgrede la fracción X del artículo 28 de la Ley General del Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente en materia de impacto ambiental,

“Los desechos depositados en la  ribera del río “Los Perros” comprendida como zona federal en una área total de 16 mil 183 m2, afectó un total de 3mil 050 metros cúbicos”, precisó.

Al no contar con la autorización referida, se procedió a imponer como medida de seguridad la clausura de esa zona, por lo que no se podrá seguir realizando el deposito de dicho material, hasta en tanto no se obtenga la autorización correspondiente.

El incumplimiento a estas obligaciones ambientales, al no contar con la autorización correspondiente, se interpondrá una denuncia penal ante la Procuraduría General de la República (PGR) a fin de que se realicen las investigaciones en contra de quien resulte responsable.

Las violaciones a la normatividad ambiental puede implicar una sanción económica de hasta 3.7 millones de pesos por cada infracción cometida.

El pasado uno de octubre, el alcalde de Ixtaltepec determinó  usar el cascajo y escombro de las viviendas derrumbadas por el temblor para reforzar el bordo del río.

Toral Ríos sostuvo que la medida contaba con el respaldo del cabildo y aval de la delegación de la Semarnat

 “Cuidando no obstruir el cauce se ha destinado como banco de concentración provisional del escombro los terrenos aledaños al río de Los Perros, para colocar las más de 10 mil toneladas de tejas, concreto, ladrillos que componen el escombro retirado de las viviendas dañadas”, expuso.

El agua del río Los Perros, que nace en la sierra mixe zapoteca y que atraviesa siete municipios, alcanza en temporada de lluvias las partes más bajas de localidades como Juchitán de Zaragoza, especialmente, la séptima, octava y novena sección, donde sube hasta el metro de altura.

La última semana del mes de septiembre, los damnificados de los municipios zapotecos del Istmo como Ixtepec, Ixtaltepec, Espinal, Santa María Xadani y Juchitán, que pernoctan en la calle, al quedar sin su vivienda, padeció los estragos de la lluvia y crecida del río.

No hay comentarios

Dejar respuesta