Yurtas hechas por colectivo Siete Jaguares en el Istmo/Foto: Facebook 7 Jaguares
Citlalli López

OAXACA, Oax. Cientos de iniciativas ciudadanas hicieron solidaridad con las personas damnificadas, hay quienes realizaron recolección de víveres, quienes los transportaron, otro más como es el colectivo Siete Jaguares, conformado por jóvenes de Oaxaca, vieron la enorme necesidad de construir viviendas temporales y seguras mientras se aterriza la etapa de reconstrucción.

Una estructura formada de tubos de PVC entrelazados, lonas, manta o palma son elementos que, de manera conjunta, se convierten en Yurtas o viviendas móviles, una opción emergente para las personas damnificadas por el sismo del 7 de septiembre.

La iniciativa de construir este tipo de casas nació del colectivo Siete Jaguares que llevaba instaladas hasta hace un par de días nueve Yurtas en cuatro municipios del Istmo de Tehuantepec; la habitación la realizan de manera gratuita gracias a donativos ciudadanos y los recursos propios que ha logrado recaudar.

Yolanda Palomec Toledo, beneficiario de unas de estas yurtas, la cual fue construida en donde alguna vez estuvo su casa. La vivienda temporal otorgó un poco de tranquilidad a la familia frente a las lluvias y los movimientos telúricos que se presentan de manera constante en el Istmo de Tehuantepec.

Al interior de la yurta, forrada de palma y techada con lona, hay dos catres sobre un firme construido con ladrillos rescatadas de las ruinas del temblor. El lugar comienza a tornarse acogedor.

Otros de sus vecinos se encuentran en condiciones más desafortunadas, ya que en la localidad las casas que aún continúan deshabitadas debido a las fracturas, las personas tienen que habitar bajo lonas amarradas de algunos árboles o de otras estructuras, con el riesgo de que puedan desplomarse con alguna replica.

La yurtas es un modelo de casa tradicional de los nómadas de Mongolia, éstas son móviles, de construcción rápida y de materiales ligeros, capaces de expandirse y contraerse, además de que no requieren más de siete mil pesos en la compra de materiales para su establecimiento.

El proyecto es completamente independiente a partidos políticos, organizaciones religiosas o instituciones de gobierno, son construidas por personas que son completamente independientes de los fines políticos.

Para poder ayudar a la construcción de más yurtas como viviendas emergentes en el Istmo de Tehuantepec, el colectivo Siete Jaguares puso a disposición su página en Facebook, en donde podrán encontrar la lista de materiales que se requieren en donación, así como los sitios en donde pueden realizarse estas donaciones para que más personas puedan tener una vivienda temporal mientras se aterriza la etapa de reconstrucción.

 

No hay comentarios

Dejar respuesta