Rocío Flores

OAXACA, Oax. El Centro de las Artes San Agustín (Casa) exhibe 216 piezas fotográficas de la artista Graciela Iturbide, considerada una de las fotógrafas contemporáneas más destacadas de México y Latinoamérica.

La muestra  se compone de imágenes de diversas partes de  México y el mundo, incluyendo algunas producidas en el estado,  principalmente en la Mixteca y en el Istmo.

Las piezas fueron seleccionadas y montadas por la curadora y museógrafa Patricia Álvarez, en coordinación con la misma artista.

“Lo que hace especial esta retrospectiva es que participó Graciela, no es la visión de un curador externo, es la exposición que la artista quería y lo hizo en Oaxaca”, comenta el director de ese espacio cultural, Daniel Brena.

Durante un recorrido por la gran sala, los visitantes podrán observar piezas de la serie La Matanza de chivos, un ritual que se celebra cada año en el mes de noviembre en la Mixteca, y que fue captado por la lente de la artista.

Graciela Iturbide fue también  una de las primeras en retratar “El rapto” en Juchitán de Zaragoza, una tradición del Istmo, menos usual en este siglo, en la que las mujeres, robadas por los novios, deben dar muestra de su “virginidad”.

De esa región también se exhibe una de las piezas más  icónicas  de su trayectoria, Nuestra señora de las iguanas, la fotografía es llamada en el Istmo La Medussa juchiteca, según Brena.

“Algunas imágenes pueden resultar surrealistas para un espectador extranjero, pero son parte de la vida diaria. En el Istmo, por ejemplo, las mujeres portan objetos en la cabeza, incluyendo las iguanas que venderán en el mercado”, agrega.

El trabajo de Graciela Iturbide posee una fuerza que trasciende, “representa incluso documentos que se pueden estudiar históricamente”, apunta.

En la sala se puede apreciar las piezas más representativas del trabajo de casi cuatro décadas de la artista, incluyendo imágenes del baño de la pintora Frida Khalo y un famoso autorretrato.

“Algunas  fueron tomadas de las maneras más extrañas, aunque ella dice que fue suerte”, comenta el historiador de arte y responsable del Casa.

Alrededor de las diferentes temáticas hay textos escogidos  que acompañan las series  que revelan la gran sensibilidad de Graciela Iturbide.

DATOS:

Las piezas fueron producidas por una de las más destacadas impresoras de México, Lorena Alcaraz, algunas se revelaron en el centro de las Artes San Agustín con materiales ecológicos, una de las características de este centro cultural fundado por el pintor Francisco Toledo,

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.