Notimex

CIUDAD DE MÉXICO. La Agencia Espacial Europea (ESA, por su siglas en inglés) difundió un montaje de 365 imágenes que muestra la constante actividad del Sol durante 2017, que incluye hasta un eclipse parcial, visto por el satélite Proba-2.

Las imágenes fueron tomadas por la cámara SWAP del satélite, que funciona a longitudes de onda del ultravioleta extremo para captar la atmósfera caliente y turbulenta del astro, la corona, con temperaturas de aproximadamente un millón de grados.

De acuerdo con la ESA, durante 2017 el Sol continuó su ciclo de once años reduciendo su actividad hasta el mínimo, con un periodo en el que el número de regiones activas disminuye y los agujeros coronales son más grandes y prominentes.

Señala que basta mirar con atención varias imágenes para notar las diferencias, pues durante una semana aproximadamente, a finales de abril y principios de mayo, el Sol no aparece centrado.

Puntualiza que este ejercicio se ha hecho a propósito para indicar observaciones en las que se desplazó el punto de mira para estudiar la atmósfera extendida.

Lo más destacado de 2017, apunta, para muchos aficionados a la observación del Sol fue el eclipse total que se pudo ver de Oregón a Carolina del Sur, en Estados Unidos, el día 21 de agosto.

Asimismo, desde su atalaya a unos 800 kilómetros de la Tierra, el satélite Proba-2 atravesó varias veces la sombra de la luna y observó tres eclipses parciales; uno de esos momentos fue capturado y aparece en el montaje que se pude ver en la página de Internet www.esa.int/spaceinimages/Images/2018/01/The_Sun_in_2017

No hay comentarios

Dejar respuesta