Maira Ricárdez

OAXACA, Oax. A siete días de búsqueda, los trabajos de localización del menor de 12 años de edad, que fue arrastrado por un cocodrilo el pasado 1 de enero del presente en un afluente de El Ciruelo, perteneciente a Pinotepa Nacional culminaron, la familia del niño procedente del estado de Guerrero fue notificada por la Coordinación Estatal de Protección Civil.

La familia fue informada de que no había más que hacer, explicó el delegado de Protección Civil en la Costa, Esteban Vásquez.

El funcionario indicó que lamentablemente esta no es una zona turística, no se trata de una playa, es un estero de agua estancada no apta para bañarse o refrescarse, la familia tuvo de caminar 90 minutos por tierra para llegar hasta este lugar, de ahí que los intentos de búsqueda se hayan complicado, el personal de Protección Civil que laboró en el caso arriesgó su propia vida en el intento por localizar el cuerpo del menor, y dijo que la especie ha sobrepoblado ya toda esta zona.

Con la intención de que este caso siente un precedente de prevención, el funcionario explicó que la familia de la víctima pretendía un día de campo en la zona, llevaban comida y en la intensión de encender fuego el menor se habría alejado para aproximarse a la laguna, donde la familia refiere que solo escuchó en fracciones de segundos el sonido que ahora entienden provocó el reptil al capturar al pequeño y sumergirlo de inmediato en el agua para perderse definitivamente de vista, en teoría, la víctima murió en el momento mismo.

Esteban Vásquez subrayó que nunca se escatimaron esfuerzos, sin embargo por la experiencia en estos casos, los trabajos de búsqueda no podrían prolongarse más de una semana, se considera el tamaño del cocodrilo, el tamaño de la víctima y se hizo lo necesario.

En el 2017 refirió, sumaron por la misma circunstancia tres decesos en Pinotepa Nacional, dos en Tonameca y uno en Tututepec, todos en la región Costa, y este caso en El Ciruelo, Pinotepa, se enlista como el primero de este 2018, por lo aprovechó para enfatizar las recomendaciones básicas a la población:

1.- No permitir que las niñas, niños o incluso personas adultas jueguen o se acerquen a los cuerpos de agua, principalmente en zonas de la Costa, hábitat natural de cocodrilos.

2.- Evitar la práctica de natación en cuerpos de agua de esta región, aun cuando se sepa con anterioridad que en estos lugares no ha habido presencia de cocodrilos.

3.- No dejar mascotas o animales domésticos cerca de los cuerpos de agua, serían un atractivo para un ataque de cocodrilo.

4.- En caso de observar un cocodrilo cerca o dentro de la localidad, no molestarlo (no arrojarle palos o piedras), no alimentarlo y no tratar de manipularlo.

  1. Se recomienda a las autoridades locales, en coordinación con las autoridades locales de protección civil y la ciudadanía conocedora del territorio, realizar reconocimientos generales para localizar animales que puedan representar algún riesgo para la población.
  2. En el caso de avistamientos de cocodrilos en sitios no habituales informar a las autoridades locales o a la Coordinación Estatal de Protección Civil: 01 800 170 70 70.

No hay comentarios

Dejar respuesta