Foto: Internet

Notimex

TOKIO. El gobierno japonés citó hoy al embajador de China en esta capital, en  protesta por la presencia de un submarino y una fragata militar china en aguas cercanas a las islas en el Mar Oriental de China, que disputa desde hace décadas con el gobierno chino.

El Ministerio de Defensa de Japón denunció esta mañana que detectó la presencia una fragata china de clase 2 de Jiangkai y un submarino extranjero sumergido en un área cercana a las islas Senkaku, conocidas por China como Diaoyutai.

En una declaración, el ministerio precisó que el submarino en cuestión fue visto por primera vez el miércoles por la tarde en una zona contigua a la isla Miyako, en la prefectura de Okinawa, según un reporte de la agencia japonesa de noticias Kyodo.

“Fue visto de nuevo en la zona al noreste de la isla de Taisho, parte de las islas deshabitadas administradas por Japón, el jueves por la mañana, al igual que una fragata china de clase 2 de Jiangkai”, indicó el ministerio y agregó ambas embarcaciones abandonaron la zona por la tarde.

En respuesta, el viceministro japonés de Relaciones Exteriores, Shinsuke Sugiyama, convocó horas después al embajador chino en Japón, Cheng Yonghua, a la sede de la Cancillería y expresó su protesta por la presencia del submarino y la fragata en la zona.

Sugiyama expresó su “grave preocupación” e “instó encarecidamente a la parte china a no socavar la tendencia de mejora en las relaciones entre Japón y China”, destacó el Ministerio de Relaciones Exteriores en una declaración.

Sin embargo, el gobierno chino justificó el incidente y condenó la protesta del gobierno japonés, alegando que carece de “una base histórica y legal completa para su soberanía” sobre las islas Diaoyutai.

En una rueda de prensa en Beijing, el vocero del Ministerio de Relaciones Exteriores de China, Lu Kang, confirmó que su armada estaba en la zona “ya que tenía que seguir y monitorear las actividades de dos buques pertenecientes a la Fuerza de Autodefensa Marítima de Japón”.

La fricción se produce a pesar de los recientes esfuerzos del primer ministro japonés Shinzo Abe y el presidente chino Xi Jinping de mejorar sus relaciones bilaterales y su compromiso mutuo de  “comenzar de nuevo”.

Un alto funcionario de la cancillería reveló que Kenji Kanasugi, director general de la Oficina de Asuntos Asiáticos y Oceanía del Ministerio de Relaciones Exteriores de Japón, también presentó una protesta por separado con altos funcionarios de la embajada china en Tokio.

Las islas, Senkaku, para Japón, o Diaoyutai para China, son un grupo de islotes deshabitados ubicadas en el extremo occidental de Japón, controlados por Tokio, pero reclamados por Beijing desde finales de la década de 1960.

No hay comentarios

Dejar respuesta