Citlalli López

OAXACA, Oax. Al menos el 50 por ciento de la población en la entidad tiene como única opción para enfrentar la llamada cuesta de enero, los empeños y solicitud de préstamos riesgosos mediante cajas de ahorro y agiotistas.

Estas prácticas en muchos casos los despoja de sus pertenencias o los deja con deudas imposibles de pagar debido a las altas tasas de intereses.

En una investigación realizada en 2015, la doctora Ana Luz Ramos Soto, catedrática e investigadora de la Facultad de Contaduría y Administración de la Universidad Autónoma Benito Juárez de Oaxaca (UABJO), detectó que las personas que ganan hasta dos salarios mínimos son las que en mayor medida recurren al endeudamiento para sortear las dificultades de inicio de año.

“No es que sea una buena opción, no hay otra forma en la cual puedan cubrir sus gastos o deudas que tienen sino yéndose a la deuda a través del crédito, hay que buscar quien te oferta un dinero barato, los que ofertan el dinero barato hoy en día, se supone que son las cajas de ahorro, pero no lo son porque tienen una tasa de interés alta, tendría que ser una institución bancaria en la cual pudiéramos recurrir a ella a través de las tarjetas de crédito o del crédito”.

Si se consideran las cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), 402 mil, es decir el 25.3 por ciento de las personas perciben ingresos de un salario mínimo y 400 mil más de hasta dos, es decir, otro 25 por ciento.

En suma más del 50 por ciento de la población en Oaxaca tiene en el empeño y la solicitud de deuda en casas de ahorro, préstamo o con agiotistas, la única opción para enfrentar las dificultades económicas de fin de año.

Explicó que este sector de la sociedad se ve inmerso en dichas dinámicas de endeudamiento debido a que su sueldo sólo logra cubrir sus necesidades básicas pero no los gastos excedentes como es el predial no, por ello recurre al microcrédito que dan las cajas de ahorro, los agiotistas o las cajas de ahorro de los centros laborales, todos con intereses a alto costo.

Durante la solicitud de préstamo – abundó- el dinero se comporta como un bien cuyo costo es el de la tasa de interés.

“A veces la gente opta por las cajas de ahorro pensando que el dinero esta barato pero eso es entre comillas porque si es sobre saldos insolutos, le abonas al capital y disminuyen los intereses, pero si no es sobre saldos insolutos lo único que se hace es endeudarse más”, declaró.

La recuperación – señaló – podría comenzar hasta mayo o abril, de acuerdo a los últimos análisis económicos.

 

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.