Patricia Briseño

OAXACA.Oax.- Wilfrido Sánchez Cruz, dirigente de la Sección 198 de la Confederación de Trabajadores  de México (CTM) fue asesinado dentro de su automóvil la tarde de este martes cuando circulaba en el municipio conurbado de Santa Lucía del Camino, al oriente de la ciudad de Oaxaca.

La víctima de 50 años era hermano del líder regional de la CTM en Oaxaca, Marcos Sánchez; nació en el municipio de Santa Cruz Amilpas, donde fue presidente municipal del 2002 al 2004.

Según versiones extraoficiales reportaron que los presuntos responsables del ataque fueron dos personas que circulaban a bordo de una motocicleta, mismos que se dieron a la fuga.

El homicidio del actual líder de taxistas provocó que movilización de sus compañeros quienes desplegaron sus unidades en cuatro puntos neurálgicos, que circundan a la capital de Oaxaca, con el objetivo de identificar a los presuntos autores materiales del homicidio.

En tanto, Agentes Estatal de Investigaciones de la Fiscalía General de Justicia acudieron al lugar del crimen e iniciaron la carpeta de investigación correspondiente por el crimen del ex alcalde de filiación priista.

 Ola de violencia

El crimen del ex presidente municipal de Santa Cruz Amilpas, Wilfrido Sánchez,  eleva a 10 la cifra de alcaldes y ex alcaldes victimas de atentados de junio del año pasado a la fecha, según un recuento de los eventos delictuosos registrados en la entidad durante ese periodo; únicamente, en tres casos, las victimas lograron sobrevivir.

En el segundo semestre de 2017 perdieron la vida,  Miguel Muñoz Sánchez, ex presidente municipal de Asunción Ocotlán, asesinado a machetazos; Isaí Ortiz Hernández, ex munícipe  de Guevea de Humboldt  ejecutado a balazos en una gasolinera de la región del Istmo.

En el mes de junio, Oscar Toral Ríos, presidente municipal de Asunción Ixtaltepec, en la región del Istmo de Tehuantepec, sobrevivió al atentado contra  su vida; en el ataque falleció un policía municipal encargado de la custodia del alcalde.

El último día de ese mismo mes, el presidente municipal de San Mateo Sindihui, Demetrio Martínez Benítez, y el exalcalde de San Francisco Cahuacuá Venicio Serret Merino murieron en un enfrentamiento derivado de un conflicto agrario.

El diciembre del año pasado,  José Santos Hernández, presidente municipal de San Pedro El Alto, en la Sierra Sur, fue asesinado a quemarropa por sujetos desconocidos en un camino de terracería, cuando este regresaba a su casa en compañía de  familiares.

En febrero de 2018, el ex alcalde de Constancia del Rosario, Ignacio Martínez Salas, y su hijo Hipólito Martínez fueron heridos por impactos de grueso calibre; el ataque ocurrió en la carretera federal 125, en el tramo Putla- Concepción del Progreso La Hacienda, en la región Mixteca.

En tanto, Teodoro Ortiz Barragán, exalcalde de San Miguel del Puerto, murió a  consecuencia de la heridas que desconocidos le provocaron al  dispararle en varias ocasiones al caminar por la localidad.

En ese mismo mes, Francisco Hernández, ex presidente municipal de Ejutla de  Crespo,  y  exdiputado local recibió varios disparos de proyectil que le arrebataron la vida. Dos días después, Miguel Luis Cruz Zurita, presidente municipal de Monjas, en la Sierra Sur, fue blanco de un atentado, los delincuentes no logran su cometido.

 

DATOS

4 PRESIDENTES MUNICIPALES EN FUNCIONES ASESINADOS

3 EX PRESIDENTES ASESINADOS

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.