Sayra Cruz

OAXACA, Oax. El presidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC) delegación Oaxaca, Giovanni Ortega Ramírez, acusó que la detención sufrida el pasado 7 de mayo le dañó su imagen empresarial y advirtió que demandará la reparación de los daños ocasionados a su persona.

Junto con sus abogados, señaló que no hubo pruebas para comprobar el delito que le imputó una persona física en el 2015, por el supuesto robo de una excavadora, la cual había arrendado.

Ortega Ramírez mencionó que no tuvo conocimiento de la existencia de una denuncia por este caso. “No cometí ningún delito y creo que a veces las leyes son inflexibles pero se demostró en hechos que no hay delito”, indicó.

Uno de los abogados, Aldo Alcántara Luna, explicó que no hubo elementos para procesar al inculpado en el probable delito de robo, y es que la defensa comprobó que no hubo sustracción del equipo y sustentaron la inocencia del presidente de la CMIC en Oaxaca.

Después del término constitucional, determinaron la falta de elementos por lo cual pusieron en libertad a Ortega Ramírez quien se encuentra en espera de que se ratifique este dicho y se cierre el caso.

Cabe mencionar que la detención del también arquitecto, fue debida a una orden de aprehensión que libró el juez tercero de lo penal por el supuesto delito de robo.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.