Citlalli López

OAXACA, Oax. Jornadas extenuantes, más allá de las ocho horas, horarios mixtos y bajos sueldos, son los ofrecimientos que otorgan las empresas asentadas en Oaxaca, algunas de grandes cadenas, a las personas adultas mayores y con discapacidad.

Las personas mayores no tienen muchas posibilidades de acceder a un empleo porque empresas y gobiernos las consideran poco productivas o inútiles, en la peor de las concepciones.

Incluso cuando se las llega a emplear, muchas veces se hace en condiciones de precariedad, con menores salarios y sin prestaciones laborales, argumentándose que se hace por filantropía y no para aprovechar su experiencia y habilidades. Esto las ha marginado a trabajos inseguros, informales o mal remunerados.

Lucina Manzano con 58 años de edad lleva dos años buscando empleo sin poder conseguirlo. Ella asistió a la Sexta Feria del Empleo para personas adultas mayores y con discapacidad, sin embargo sus expectativas de sueldo eran completamente diferentes a los ofrecimientos por las empresas, mientras que ella aspiraba a 6 mil pesos, las empresas le ofrecían 2 mil 400 pesos al mes. En todos los casos, la mujer recibió un gracias a su solicitud de empleo.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.