Música contra la migración en Oaxaca

Infantes y jóvenes ex jornaleros integran banda filarmónica en Coatecas Altas

Citlalli López/ Foto: AC Lubizha

Oaxaca, Oax., 23 de abril del 2014.- A través de la música, niñas, niños y adolescentes ex jornaleros agrícolas  buscan contrarrestar los efectos de la migración. Son una veintena quienes conforman la banda filarmónica de Coatecas Altas, localidad ubicada en Ejutla de Crespo, un municipio con alto índice de migración.

El proyecto de la banda filarmónica

El proyecto nació en 2011 a iniciativa de la Organización Civil Lubizha y la Organización Internacional del Trabajo (OIT) con el objetivo principal de dar una oportunidad de inclusión a las niñas, niños y adolescentes que por distintas causas veían en la migración el único interés de vida.

El presidente de la Asociación Civil Lubizha, Antonio López Morales, añadió que consecuentemente este grupo de pequeños jornaleros  y jornaleras migrantes, retomó sus estudios. 
Ante la aceptación y buenos resultados de la iniciativa actualmente también se encuentra involucrada la autoridad local, los padres de familia y otros actores estratégicos como las radios comunitarias.

Una oportunidad para tomar un espacio en su comunidad

La banda filarmónica de infantes ex jornaleros migrantes, es un proyecto piloto que a través del desarrollo humano y la preparación artística ha logrado contrarrestar las cifras de trabajo infantil.

López Morales agregó que son aproximadamente unos 350 pequeños migrantes que habitan en esta localidad, cada año se desplazan hacia los campos agrícolas ubicados en el Norte del país para acompañar a sus padres y madres a la siembra de los distintos productos o en el caso de las niñas como cuidadoras de sus hermanos menores.

“Este proyecto es una oportunidad para que tengan un espacio en la comunidad , puedan continuar o reactivar sus estudios para quienes lo han abandonado,  para quienes pensaban que su única posibilidad es irse a los campos de Sinaloa” señaló.

De acuerdo con lo datos de la asociación civil durante el inicio del ciclo agrícola de octubre a diciembre, al menos el 80 por ciento de los 5 mil pobladores emigra.

Lo que ocurre en Coatecas Altas es sólo una pequeña muestra del fenómeno migratorio a nivel estatal, señaló el presidente de esta asociación.

Otros lugares como focos rojos por migración se ubican en Coicoyán de las Flores, Santiago Juxtlahuaca, San Martín Peras, San Miguel Tilquiapan, Santa María Velató, San Cristobal Amatlán, San Francisco Logueche, entre otros.

Se estima que a nivel nacional hay más de 25 mil niñas, niños y adolescentes jornaleros migrantes.

 

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.