Alimentos light, contraproducente para organismos

*El mayor error cometido por quienes desean bajar de peso es recurrir a productos bajos en grasa

AGENCIAS

Oaxaca, oax., 31 de mayo del 2014.- La ingesta de alimentos light se ha convertido en una moda, al considerar que son indispensables para erradicar el problema del sobrepeso u obesidad, pero si no se limitan generan más problemas que soluciones, aseguró la nutrióloga Miriam Valdés Alarcón.

El mayor error cometido por quienes desean bajar de peso es recurrir a productos bajos en grasa y reducidos en calorías como una alternativa o bien como únicos alimentos, situación que en ocasiones es contraproducente para el organismo y nunca se ven los resultados deseados, señaló.

“El entusiasmo por comprar e ingerir estos alimentos se ha elevado porque todos creen que son indispensables en una dieta, cuando ni siquiera se acercan a un nutriólogo para solicitar por lo menos su opinión; todos creen que pueden bajar de peso solos y sin ayuda”, comentó.

Aunque los productos light presentan una reducción al menos del 30 por ciento en su contenido energético, la mayoría es adicionado con almidones o algún tipo de espesante para mejorar su sabor.

“La gente no comprende que los alimentos light no son adelgazantes, el problema es que tienen la errónea idea de que no engordarán si comen sólo eso y no se dan cuenta que su alimentación está asociada al consumo excesivo de carbohidratos, como las harinas y azúcares refinados”, expresó.

Miriam Valdés aseguró que muchas veces la ingesta indiscriminada de estos productos está relacionada con la falsa publicidad, puesto que las empresas venden sus alimentos como si fueran una maravilla para bajar de peso y es donde la población debe estar alerta.

Entre las recomendaciones emitidas para la elección de productos light se encuentran verificar en la etiqueta cuántas calorías por porción tiene el alimento, evitar aquellos con grasas saturadas y preferir los que contienen fibra.

Mermeladas, galletas, cajetas y bebidas o jugos de frutas que presentan en su etiqueta el texto “sin azúcar añadida” son de los productos más engañosos, debido a que pueden contener algún espesante que les ayuda a mejorar su sabor.

Y finalmente, se recomienda no adquirir endulzantes que contengan sucralosa, pues ésta se utiliza en la elaboración de refrescos, dulces, aguas de sabor, cereales, gomas de mascar y helados, lo que aumenta la posibilidad de un incremento en el peso.

Con Información de Diario de Xalapa

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.