La esperanza de una vida normal…

*Trás la noticia del Síndrome de Regresión Caudal, Zoe y su familia tienen cada día la esperanza de una vida normal; han iniciado un camino por demás difícil, pues sin recursos han viajado constantemente pidiendo apoyo para lograr que Zoe tenga movilidad y con ello una vida normal.

Maira Ricárdez

Oaxaca, Oax., 22 de abril del 2014.- Regrese su propia película, vea el fantástico momento en su vida, cuando trajeron a sus brazos, después de laboriosas horas de parto, a su primer hijo, a su bebé, el momento se convirtió sin duda en lo mejor de su historia de vida.

Lo atrajo hacia usted y vio entonces que su bebé era como la mitad del mismo, era como si solo estuviera completo hasta la cintura, pues más abajo venían sus piernitas pero dobladas, como si fueran las de una ranita para que lo podamos  entender, la columna vertebral de su bebe estaba por alguna situación hasta ahora inexplicable para usted, inconclusa, su formación termino hasta la cintura, hecho por el cual ella no podrá caminar, pero al menos podría tener sus piernitas extendidas para poder movilizarse a bordo de alguna andadera o silla,

Este caso es real, ella es Zoe Sarahi Bernal Marcial y nació con el síndrome de regresión caudal, que de acuerdo a especialistas médicos afecta a una de cada 25,000 personas en el mundo,

El síndrome de regresión caudal es una malformación congénita poco frecuente, caracterizada por un amplio espectro de anormalidades musculoesqueléticas que comprometen columna lumbosacra, pelvis y extremidades inferiores.

Sarahi nació hace 2 años en Pinotepa Nacional, desde entonces sus padres, Javier Jesús Bernal López y Viridiana Marcial Mejía han iniciado un camino por demás difícil, pues sin recursos han viajado constantemente pidiendo apoyo, ellos tienen fé y sobre todo amor suficiente para que su hija tenga una vida “normal”.

Refugiados en un breve cuarto a partir del apoyo de una propietaria en la col. Panorámicas del fortín, sortearon este mes, pero a partir de junio tendrán que pagar la renta de 600 pesos, los alimentos, el vestido y no hay trabajo lamenta don Javier Jesús, el le sabe a la eléctrica y se apoya con los vecinos arreglando planchas, licuadoras, televisores, pero no siempre sale y las necesidades de la pequeña Zoe son múltiples, pañales, leche y ropa para 2 años, además de jarabe lactulax para sortear el extreñimiento que le provoca su posición, esto sin  contar la insulina que la madre de Zoe necesita permanentemente, pues es diabética.

Es importante mencionar que ningún médico advirtió en las revisiones prenatales la situación de Zoe, hasta que la pequeñita nació.

Zoe es la segunda hija de Viridiana, quien a sus 31 años ha sufrido duros pasajes en su vida, pues su 1ª. hija murió a los 7 años, carecía de 1 riñón y la insuficiencia termino por agotar su vida.

La cirugía de Zoe Sarahi Bernal Marcial está programada para este 25 de junio, pero la situación de esta breve familia es digna de encomio y apoyo social, pues sin nada en el bolsillo mas que la fuerza para buscar el bienestar de su bebe, salieron de su pueblo natal, sin recursos ya para viajar al df, tocaron puertas en esta ciudad, el Gobierno, conmovido por el caso gestiono lo necesario y fue así como se realizará la cirugía, intervención con la cual no termina el anhelo de los padres de Zoe, pues una vez extendidas las piernitas no cesaran hasta que ella tenga los implantes o equipo para que tenga movilidad por si misma.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.