Los libros, una fábrica de sueños: Ana Garralón

Oaxaca, Oax., 25 de mayo del 2014.- ¿De qué manera la lectura puede ayudar a los niños a ser ciudadanos comprometidos?, ¿Qué libros pueden ampliar sus prácticas de lectura?, ¿Cómo acercar nuevos materiales?, con esta y otras interrogantes inició la conferencia  “Cómo ayudar a los lectores del futuro”,  expuesta por Ana Garralón, especialista en libros para niños.

A través del programa Seguimos Leyendo, el Sistema Estatal para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF) Oaxaca y la Fundación Alfredo Harp Helú Oaxaca (FAHHO), presentaron a esta entusiasta promotora de la lectura, quien compartió sus experiencias por más de dos horas con padres y madres de familia, promotores de lectura, bibliotecarios, profesores y público en general.

“El objetivo de esta conferencia fue ampliar las prácticas de lectura de niñas y niños con libros informativos, científicos, históricos o bibliográficos”, indicó Ana Garralón.

Ante ello, expuso que el interés de niñas y niños hacia los libros, nace a partir de que un adulto les proporciona un libro o les ayuda a encontrar “sus libros”, ya sea en una biblioteca, en la unidad móvil, en la librería o al regalarles un libro; ese será un primer inicio para fomentar la lectura.

Durante su participación, citó una serie de producciones de libros informativos que resultan interesantes en el fomento al hábito de la lectura, resaltando que algunos textos utilizan la narración como herramienta para transmitir los contenidos.

“Creo que a los que estamos aquí nos une algo, nuestro interés por las prácticas lectoras de los niños y la búsqueda de nuevas experiencias que nos ayuden con nuestro trabajo cotidiano, pero también el interés por mostrarle a los niños los grandes temas, como diría Jeanete Winter, “para formar a ciudadanos comprometidos” apuntó.

De igual manera abordó aspectos sobre la lectura y los rápidos cambios que las practicas lectoras están viviendo en estos tiempos, en parte por la multiplicidad de formatos de lectura como el internet, blogs y la variedad de textos que los niños tienen a su alrededor, los cuales obligan a la escuela y a aquellos que se dedican a la promoción de la lectura, a hacer una reflexión sobre sus costumbres pedagógicas.

Así mismo, profundizó sobre la utilidad de los libros informativos para niñas y niños, que al resultarles atractivos y satisfactorios, se convierten en un estímulo para el hábito de la lectura.

“Los niños valoran mucho el esfuerzo y la pasión de autores y editores en la creación de los libros, les gusta que los tomen en serio y les cuenten el mundo, también que no pierdan de vista que son niños y que les gusta  divertirse”, señalo Garralón.

Destacó igualmente la importancia en la variedad de temas y formas de presentarlos, lo cual multiplicará las oportunidades de los niños de construir su conocimiento y abrir su mente, mejor conocido como “amplísima diversidad”.

Para cerrar esta conferencia, Ana Garralón hizo mención de una frase popular que dice “un niño no es un recipiente para llenar, sino es un fuego para encender”, y en ese sentido los libros informativos acompañan al descubrimiento en la generación de la información.

De igual manera recomendó a padres de familia la lectura en voz alta, la lectura antes de dormir, creando un ambiente lector, un ambiente afectivo de un encuentro de las madres y los padres con sus hijos e hijas, antes de despedir el día, siendo el momento de la lectura el cierre del día.

Asimismo, en el caso de las escuelas, recomendó conocer y utilizar los acervos de los centros educativos, los cuales son selecciones idóneas, así como dedicar todos los días un momento a la lectura.

Ana Garralón

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.